Foto: Radio Chile

El gobierno de Chile ofreció este jueves ayuda a Brasil y a Bolivia para luchar contra los incendios que asolan desde hace más de dos semanas a la selva del Amazonas.

«Me comuniqué con la ministra de Agricultura de Brasil para ofrecerle toda nuestra ayuda para enfrentar el grave incendio en el #Amazonas. Como @minagriCL debemos ser solidarios con un país que lo está pasando mal», informó el jefe de la cartera de Agricultura, Antonio Walker, mediante Twitter.

La declaración del ministro fue la primera confirmación oficial de ayuda a Brasil por parte del Ejecutivo de Chile.

El Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, de Brasil, que contabiliza los incendios mediante imágenes de satélite, informó que los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en 83% a los del mismo período de 2018.

En un informe difundido este martes, el INPE precisó que entre el 1 de enero y el 18 de agosto ha registrado 71.497 focos de incendios en Brasil y que 52,5% se sitúan en la región amazónica.

Walker también afirmó que la experiencia de Chile en el combate de incendios, a través de técnicos y profesionales, crea una solidaridad con Brasil ante la situación actual esta materia.

Ayuda a Bolivia

Con respecto a la ayuda, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, confirmó en la tarde la propuesta, que además extendió a Bolivia, ya que en el sureste del país andino varios focos arrasan hectáreas de selva en la frontera con Paraguay y Brasil.

«Brasil está siendo afectado por incendios forestales en la Amazonía que son de enorme magnitud y ponen en riesgo la salud de nuestro planeta. Por eso, le he ofrecido al presidente Jair Bolsonaro la colaboración de Chile, para ayudar a ese país hermano y amigo a combatir con mayor eficacia y fuerza los graves incendios forestales», dijo el mandatario.

«También espero poder conversar con el presidente de Bolivia, Evo Morales, para hacer la misma oferta y propuesta de ayuda», añadió Piñera desde el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo chileno.

Las llamas en la selva devoran sin cesar el Amazonas, en medio de una creciente indignación popular. Se trata de una tragedia que las organizaciones ecologistas achacan a la «retórica antiambiental» de Bolsonaro.

Más de medio centenar de organizaciones no gubernamentales cerraron filas este jueves y respondieron al ataque dialéctico del mandatario brasileño, quien hoy volvió a insinuar que las ONG podrían estar detrás de los incendios provocados en la Amazonía, aunque admitió que son sospechas sin pruebas.

El Amazonas abarca el 25% de la superficie del continente y es la más grande floresta tropical del mundo.

Esta zona se extiende sobre 7,4 millones de kilómetros cuadrados, que son equivalentes al 5% de la superficie total de la Tierra y a casi 25% del continente americano.

Un 60% de ese territorio está en suelo brasileño.

La Amazonía es compartida por Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.