Carlos Mesa
Carlos Mesa, ex presidente de Bolivia rechazo diálogo propuesto por Morales | Foto EFE

El opositor Carlos Mesa rechazó la oferta de diálogo planteada este sábado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, para pacificar el país, e insistió en que el mandatario debe dejar el poder. La nación está inmersa en una grave crisis política.

Carlos Mesa envió en un mensaje de video la respuesta al llamado formulado poco antes por el presidente.

«No tengo nada que negociar con Evo Morales y su gobierno», afirmó de manera categórica el ex presidente Mesa.

El líder opositor encabezó la alianza Comunidad Ciudadana en las elecciones del 20 de octubre. Los resultados del órgano electoral, que no reconoce al denunciar un gigantesco fraude, le dieron el segundo puesto tras Morales, que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo hasta 2025.

Rechazó al diálogo

«Pretende endilgarle a una parte de la sociedad, los partidos, una responsabilidad que es exclusivamente suya», dijo empleando un término que según el diccionario significa «endosar a alguien algo desagradable o impertinente».

Agregó que es el jefe de Estado al que «le toca escoger el camino que prefiera para dejar el gobierno», y que tras más de 13 años desde que llegó al poder, es hora de retirarse.

«No nos endilgue una responsabilidad que no nos corresponde, una negociación que no es pertinente», insistió. Exigió a Morales que renuncie y se convoquen nuevas elecciones.

«Su decisión va a decidir su propio destino y el destino de Bolivia, nosotros no tenemos nada que negociar», expresó.

Evo Morales

El presidente de Bolivia había llamado poco antes a la oposición a instalar una mesa de diálogo en busca de la pacificación del país, inmerso en una grave crisis política y social desde las pasadas elecciones. Tres personas han muerto en protestas y cientos  han resultado heridas.

El mandatario hizo el llamado «con una agenda abierta a debatir para pacificar Bolivia», en una reunión inmediata este mismo sábado, para instalar una mesa de diálogo.

Las movilizaciones a favor y en contra del presidente se suceden tras las elecciones en Bolivia. La oposición y comités cívicos denuncian que fueron fraudulentas y exigen a Morales que renuncie para convocar nuevos comicios.