El candidato ultraconservador Jair Bolsonaro, uno de los favoritos para las elecciones presidenciales de Brasil en octubre, negó que los militares que gobernaron el país entre 1964 y 1985 hayan llegado al poder por un golpe de Estado, y dijo que los supuestos incidentes de tortura durante los 21 años de dictadura fueron en su mayoría fabricados.

“Un golpe de Estado es cuando se da una patada en la puerta y se saca al presidente. Pero el que declaró vacante el cargo de presidente en esa época fue el Parlamento. Fue dentro de las reglas vigentes”, aseguró.

En el pasado, Bolsonaro fue muy criticado por elogiar a un coronel que fue un conocido torturador durante la dictadura. “Abominamos de la tortura, pero en aquel momento era la Guerra Fría y, si hubiésemos perdido, hoy Brasil sería Cuba”, alegó.

Así mismo, el candidato del Partido Social Liberal defendió el principio de la meritocracia para la adquisición de cupos universitarios y la disminución de los reservados para los negros, medida implementada por los gobiernos de izquierda de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016).

“¿Qué deuda histórica tenemos con los negros? Yo nunca esclavicé a nadie. El negro no es mejor que yo ni yo soy mejor que el negro”, expresó el candidato en una entrevista en el canal público TV Cultura. Bolsonaro adelantó que, de llegar al poder, propondría una disminución de las cupos reservados a los negros en las universidades. Actualmente, más de la mitad de la población es negra o mestiza, pero solo 5% ocupa puestos ejecutivos en las empresas, según datos del instituto de estadísticas IBGE.

El candidato también hizo referencia a algunas de las medidas que pretende adoptar en caso de ganar las elecciones. En el plano económico defendió la privatización de buena parte de las empresas estatales brasileñas y medidas para desburocratizar la economía.

“Si el gobierno no entorpece al emprendedor, tenemos cómo mejorar la cuestión del desempleo en Brasil”, aseguró Bolsonaro.

Bolsonaro figura en las encuestas de cara a las elecciones de octubre en el segundo lugar, por detrás de Lula da Silva, y sería el favorito en una elección sin el ex presidente detenido desde el pasado 7 de abril.

PT postulará a Lula. El Partido de los Trabajadores confirmará está semana en convención nacional la postulación del ex presidente Lula da Silva para las próximas elecciones presidenciales de Brasil.

En un artículo publicado en la web de la organización, la presidente nacional del PT, Gleisi Hoffmann, indicó: “Esta semana la convención nacional del PT confirmará la candidatura del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, la cual será registrada el día 15 de agosto ante el Tribunal Superior Electoral, conforme decidimos en diciembre de 2017”.