Foto: EFE

Catherine McKenna, ministra de Medio Ambiente de Canadá, anunció este martes que Brasil rechazó la ayuda que su país ofreció a las autoridades brasileñas para combatir los incendios en la Amazonía.

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, ofreció a Brasil el envío de aviones cisterna y 15 millones de dólares canadienses, el equivalente a 11,25 millones de dólares estadounidenses, para combatir el incendio en la Amazonía.

McKenna también afirmó que el gobierno canadiense no se plantea congelar las negociaciones con el Mercosur, el bloque comercial suramericano del que forma parte Brasil, para la firma de un tratado de libre comercio con Canadá.

Canadá y Mercosur, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, impulsaron en marzo del año pasado varias negociaciones para la firma de un tratado de libre comercio.

La ministra declaró durante una rueda de prensa en Toronto que la mejor opción es vincular la economía y el medioambiente, y que los tratados comerciales incorporen fuertes salvaguardas en temas medioambientales.

“Creo que siempre debemos acercarnos al medioambiente y a la economía de forma conjunta. Los acuerdos comerciales que hemos negociado, y en los que he estado implicada directamente, tienen fuertes protecciones medioambientales”, declaró McKenna.

Singh señaló en un comunicado que de nuevo Justin Trudeau está anteponiendo los intereses de opulentas corporaciones a la lucha contra el cambio climático, al continuar las negociaciones de libre comercio con el presidente Bolsonaro.

McKenna dijo que hay una verdadera oportunidad de que en el acuerdo comercial se hable de la importancia de la reforestación y manifestó que cree que ese es el planteamiento que los canadienses esperan, y con esto demostrar que la economía y el medioambiente van unidos.

Con respecto a la situación en la Amazonía, McKenna señaló que no es solo un problema de Brasil y sus países vecinos, y que si Brasilia rechaza la ayuda canadiense, Ottawa trabajará con otras naciones.

“La Amazonía está literalmente en llamas. Es una gran preocupación porque la deforestación, los incendios, hacen que la Amazonía no pueda almacenar carbono. Y eso acelera el cambio climático”, explicó.

“Hemos ofrecido ayuda financiera y para combatir los incendios. Tenemos excelentes equipos de bomberos, y desgraciadamente parece que Brasil no ha aceptado la ayuda”, continuó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo