El gobierno brasileño calificó este jueves ilegítimo el nuevo mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y reafirmó su apoyo a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

«Nicolás Maduro no atendió las exhortaciones del Grupo de Lima, formuladas en la Declaración del 4 de enero e inició un nuevo mandato presidencial ilegítimo», señaló la Cancillería brasileña en un comunicado.

Por otro lado, Brasil confirmó su compromiso de continuar trabajando para la restauración de la democracia y del Estado de Derecho en Venezuela y que seguirá coordinándose con todos los actores comprometidos con la libertad del pueblo venezolano y al cual «en este momento le incumbe la autoridad ejecutiva» en el país.

La posición diplomática de Brasil va en línea con la del Grupo de Lima, y la de decenas de países, que ya anticiparon que no reconoceran la legitimidad del nuevo mandato de Maduro.

El Grupo de Lima, formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, aprobó la semana pasada, con la única excepción de la delegación mexicana, una declaración en la que anunció que esos países no reconocerán al nuevo Gobierno de Maduro.

Tanto Brasil como la mayoría de los países de América Latina, Estados Unidos y la Unión Europea han decidido no enviar representantes a la investidura de Maduro.