Barbados tormenta Dorian
Foto: EFE

El gobierno de Barbados, territorio caribeño de las Antillas Menores, pidió este domingo a la ciudadanía que se tomen las medidas de precaución necesarias debido a la llegada -prevista a la zona en 48 horas- de la tormenta tropical Dorian, por lo que se está vigilando el paso del ciclón.

El Servicio de Información del gobierno de Barbados emitió un comunicado en el que insta a los residentes de la isla, un pequeño territorio de 430 kilómetros cuadrados y 280.000 habitantes, a observar de cerca la evolución de la tormenta tropical Dorian. Esto, después de haberse emitido una medida de vigilancia de tormenta tropical.

Esa alerta significa que las condiciones de tormenta tropical son posibles dentro del área de vigilancia, generalmente dentro de las próximas 48 horas.

La directora del Departamento de Manejo de Emergencias, Kerry Hinds, recordó a la población que debe estar alerta ante las informaciones oficiales sobre la llegada de la tormenta tropical.

Hinds los instó a asegurarse de que disponen en sus hogares de equipo básico sanitario, baterías, agua, productos enlatados y otros suministros de emergencia.

Destacó, además, que deben garantizar la seguridad de sus familiares mayores y conocer la ubicación de los refugios de emergencia más cercanos.

El Servicio Meteorológico de Barbados espera que la tormenta pase sobre o cerca del país entre este lunes en la noche y el martes.

La agencia de la isla prevé vientos permanentes de entre 40 y 56 kilómetros por hora, además de acumulaciones de lluvia, lo que puede causar inundaciones repentinas en áreas bajas. A su vez, pronostica grandes marejadas de entre 2,5 y 3,5 metros.

En su boletín de las 08:00 hora local de este domingo (12.00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que Dorian prosigue en su trayectoria hacia el oeste, lo que haría que la próxima semana se convierta en huracán en el Caribe, mientras que mantiene la fuerza de sus vientos en 65 kilómetros por hora.

Para el lunes y martes apunta a un viraje hacia el oeste-noroeste, lo que la pondría en camino de impactar contra Puerto Rico y República Dominicana para más o menos el jueves próximo.