Foto: Cortesía

Las últimas medidas tomadas por el gobierno de Donald Trump en contra del régimen de Nicolás Maduro son extremadamente amplias y podrían exacerbar la crisis en Venezuela, dijo este jueves Michelle Bachelet, alta comisionada para los derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas.

“Temo que tengan implicaciones mayores en los derechos a la salud y a la alimentación, en particular en un país donde ya existe una seria situación de escasez de bienes esenciales”, manifestó la funcionaria, según lo señalado en una nota de prensa.

Bachelet recordó que, de acuerdo con las cifras oficiales, la economía venezolana sufrió una contracción de casi 50% entre 2013 y 2018. Destacó que las nuevas sanciones restringen aún más la actividad económica debido a que las compañías e instituciones pudieran ser más cautelosas y paralizar las transacciones relacionadas con el régimen de Maduro para evitar ser penalizadas.

La alta comisionada sostuvo que la crisis venezolana se originó antes de la imposición de sanciones, pero agregó que las mismas han intensificado el impacto en la nación.

El gobierno de Trump impuso el lunes un bloqueo total a los bienes estatales de Venezuela en Estados Unidos. «Quedan bloqueados y no se pueden transferir, pagar, exportar, retirar o negociar con ellos de otra manera», dice la orden ejecutiva que ya entró en vigor.