actualización
Foto EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, pasó el martes 12 horas en Manhattan para participar en la 74° sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. En su viaje más corto a Nueva York desde que llegó a la Presidencia, el mandatario consiguió tiempo para dos reuniones. Una fue con el Fondo Monetario Internacional. La otra con Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Durante el encuentro con Bachelet, Macri manifestó su preocupación por la crítica situación que atraviesa Venezuela y por el éxodo de migrantes en la región. La funcionaria, que en su nuevo rol puso su firma en un devastador informe en el que dejó asentadas las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de Nicolás Maduro, le comunicó al argentino el calendario de las acciones a seguir.

Macri dedicó un tramo de su mensaje a la crisis venezolana y a Bachelet en la Asamblea General. Dijo que desde el inicio su gobierno había liderado la denuncia de la gravísima situación de violaciones de los derechos humanos en Venezuela. «Puesta en evidencia en el informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos», señaló. El gobierno dijo que la reunión había sido un gesto por el trabajo de Bachelet, con quien Macri mantiene diferencias ideológicas.

Macri calificó de dictador a Maduro

«La dictadura de Nicolás Maduro ha sumido a Venezuela en una crisis humanitaria sin precedente. El éxodo masivo de millones de venezolanos está afectando gravemente la estabilidad y la gobernanza de nuestra región», dijo Macri durante su mensaje en la ONU.

No fue el único mandatario que se refirió a la crisis. Los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Estados Unidos, Donald Trump, los dos primeros oradores del debate general, redoblaron sus críticas al chavismo. Tanto Trump como Bolsonaro condenaron al socialismo y ataron a Venezuela con Cuba.

Maduro decidió ausentarse este año de la alta cita de líderes globales en Nueva York. El canciller de Maduro, Jorge Arreaza, dijo que Trump era un títere del imperialismo y el capitalismo.

Los países de la región dedicaron horas de deliberaciones a la crisis venezolana. El Grupo de Lima volvió a reunirse y dio una clara señal de que podría tomar más medidas. Los cancilleres de los países de la región que integran el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca anunciaron nuevas sanciones para elevar la presión al régimen.

Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra el régimen de Venezuela y triplicó la ayuda a la oposición, mientras continúa la ofensiva de varias naciones que intentan forzar la salida de Maduro del poder.

El encuentro de Macri y Bachelet reforzó las diferencias con su principal rival político actual, Alberto Fernández, quien ha evitado calificar de dictadura al régimen de Maduro.

«Es difícil calificar de dictadura a un gobierno elegido», sostuvo Fernández durante una entrevista en la que señaló que las instituciones venezolanas funcionan y que, en todo caso, el régimen de Maduro sería autoritario.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo