Parque
Foto | Este proyecto sanará las heridas ocasionadas por Pablo Escobar, narcotraficante.

Tras 10 meses de la demolición del mítico edificio Mónaco, destino obligado de los “narcotours” que hacen apología al ex capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar, en este espacio se erige desde este viernes un nuevo símbolo.

Uno que habla de la resiliencia de una ciudad que tuvo más de 7.200 homicidios en un solo año (1991), del cambio de paradigma en el imaginario social de sus habitantes y de la valentía de las familias de las más de 46.612 víctimas mortales del narcotráfico, que por años sus voces casi nunca fueron escuchadas y sus historias pocas veces fueron narradas.

Honor para las víctimas

Eso es el parque conmemorativo Inflexión, que a las 10:00 de la mañana de este viernes 20 de diciembre fue inaugurado por el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez y luego, a las 6:00 p. m. fue visitado por el presidente de la república, Iván Duque, quien honró a las víctimas. Una hora después, este espacio, que está ubicado en El Poblado, barrio Santa María de los Ángeles, será puesto a disposición del público en general.

Este parque es el resultado de un concurso arquitectónico abierto realizado por la Alcaldía de Medellín en 2018 y que recibió 45 propuestas.

De estas, seleccionaron tres finalistas entre los que se impuso la propuesta de la empresa Montajes de Marca S.A. conformada por cuatro arquitectos egresados de la Universidad Nacional.

“El proceso fue muy rápido. El concurso fue de un mes y luego tuvimos otras tres semanas intensas de trabajo para llegar a la idea final. Pero quedamos muy satisfechos con el resultado, que si bien tuvo algunas pequeñas modificaciones, se mantuvo la esencia de la propuesta”, manifestó Tomás del Gallego, uno de los arquitectos del parque.

Ver materializado lo que él y sus compañeros diseñaron en planos le genera gran emoción y aún más expectativa sobre cómo será apropiado por la comunidad. En obras físicas, la ciudadanía recibe un espacio público de más de 5.160 metros cuadrados, con 80% de zonas verdes y 20% de zonas duras, todo en una propuesta arquitectónica que contiene tres escenarios.

Esencia e Inflexión

El primero se denomina Esencia, cuya principal característica es El Camino de los Héroes, un lugar con mensajes de las víctimas que se enfrentaron al horror del narcotráfico y que resaltará valores como la honestidad, la sensatez y la justicia.

El segundo momento se denomina Inflexión, cuyo punto central es el parque y que alberga un muro interactivo de 70 metros lineales de longitud por cuatro metros de altura en el que se recuerdan a las 46.612 víctimas.

Este espacio, explicó la alcaldía, permitirá la apropiación ciudadana durante diferentes épocas del año. “Se podrán poner flores, velas u otros elementos que, constantemente, lo transformen y le den vida para no olvidar a quienes partieron”.

El muro tiene 46.612 perforaciones, cada una en honor de una víctima. En el fondo hay un elemento luminoso que hace que la memoria de cada una de estas siempre brille.

“El muro fue la parte más compleja de todo este proceso. Es una obra de arte de tamaño monumental”, contó el arquitecto.

El último espacio es Resiliencia, un bosque urbano que invita al encuentro y a la reflexión. Este espacio dejará ver muros hechos con parte de los 2.346 metros cúbicos de escombros del edificio Mónaco.

Símbolo de ilegalidad

“Cayó un símbolo de la ilegalidad, y nació el parque Conmemorativo que hoy estamos dedicando a las víctimas. Nuestros verdaderos héroes, y no a los victimarios”, dice Manuel Villa, secretario privado de la alcaldía. Ha liderado todo el proceso de Inflexión con la demolición del Mónaco.

Villa resaltó que los procesos de memoria alrededor del mundo enseñan que los lugares para hacer memoria deben estar dedicados a quienes sufrieron.

Opinión que compartió César Augusto Zapata, director de la firma Zapata Design Studio y quien asesoró el proceso de creación del Parque Conmemorativo Inflexión durante su ideación, diseño y producción.

Para el experto, quien también formó parte de la creación del monumento conmemorativo en Nueva York, Estados Unidos, en honor de las víctimas del 11 de Septiembre, Inflexión es un espacio público que nunca se había visto en la capital antioqueña.

“Es un reconocimiento público y físico de un periodo que la ciudad no debe olvidar. Este no es el final, es apenas el comienzo de un proceso que la ciudad necesita; estoy seguro de que cumplirá su objetivo de reconstruir memoria colectiva. Es una forma de curar una herida social que tiene Medellín hace más de 30 años”, opinó Zapata.

El parque conmemorativo tuvo un costo total de 12.000 millones de pesos, contando la demolición del edificio Mónaco (4.700 millones de pesos), además del concurso público para el diseño del parque (350 millones de pesos) y la construcción del parque (7.000 millones de pesos).

“Esto versus una cifra de más de 33.000 millones de pesos que sí o sí tendríamos que invertir, si queríamos dejar en pie y repotenciado el edificio Mónaco”, indicó Villa.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo