Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), rechazó este miércoles las acciones que ha tomado el gobierno de Estados Unidos ante la situación de Venezuela.

Ramírez explicó que a su juicio el gobierno del presidente Donald Trump estaría utilizando las relaciones comerciales de petróleo con Venezuela como una manera de ejercer presión política en contra del régimen de Nicolás Maduro.

 “La administración Trump ha tenido una actitud agresiva, no sólo contra Venezuela, sino contra otros países como Rusia”, expresó.

El embajador indicó su supuesta preocupación porque los líderes de oposición no se hayan desligado de lo que ha catalogado como hechos de violencia, al tiempo que considero que la iglesia mantuvo silencio ante estos actos.  »La Iglesia no debió guardar silencio ante hechos de violencia. Me preocupa que la oposición no se desligue de estos hechos”, puntualizó.

En su gira por Latinoamérica el vicepresidente de los EE UU, Mike Pence, ha informado que tomarán medidas contundentes en contra de funcionarios del gobierno de Maduro y que no descartan romper las relaciones comerciales que involucran los negocios petroleros entre ambas naciones.