El sarampión sigue expandiéndose en la región. La enfermedad, que estaba controlada en todo el continente, comenzó con un brote en Venezuela y desde entonces se ha expandido a varios países.

Una bebé de ocho meses se convirtió en el primer caso autóctono de sarampión en Argentina, país en donde no había reportes de esta enfermedad desde el año 2000.  El caso no tiene  antecedentes de viajes al exterior.

El Ministerio de Salud de Argentina exhortó a la población a completar el calendario nacional de vacunación que incluye la triple viral que previene el sarampión, la rubeola y las paperas, y cuya primera dosis se suministra al año de vida. «Ante el caso confirmado de sarampión, recomendamos: si hay presencia de fiebre mayor a 38º C y erupción de la piel, consulte a un médico. Corroborar que estén completos los carnets de vacunación de los niños», publicó el ente en su cuenta de Twitter.

«Estamos en una situación epidemiológica regional complicada, con el brote (de sarampión) en Venezuela y los brotes en Europa «, aseguró la jefa del Departamento de Epidemiología del Hospital Gutiérrez, Ángeles Gentile, tras la confirmación del primer caso autóctono en Argentina.

En Colombia se han dado casos de sarampión vinculados al brote en Venezuela. Esta semana el Instituto Nacional de Salud de Colombia confirmó en el municipio de Arjona, en el norteño departamento de Bolívar, un cuarto caso de sarampión importado desde Venezuela en un niño de un año de edad procedente de Maracaibo.

El primero de los casos fue reportado el pasado 15 de marzo en un niño de 14 meses que llegó a Medellín desde Caracas. El 18 de marzo se confirmó un segundo caso en un niño de 10 meses y un tercero que procedía de Ureña.

Colombia registró en la caribeña Barranquilla el último brote de sarampión en 2011. El gobierno colombiano ha previsto 350.000 vacunas triple viral que llegarán hasta 1 millón en abril.