El escritor Álvaro Vargas Llosa aseguró que la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, debió ser más contundente con el régimen de Nicolás Maduró.

“Si el informe es excesivamente contemporizador con el régimen, obviando la realidad dramática que se está viviendo, va a debilitar mucho a ese frente internacional que se ha hecho contra Maduro”, dijo en entrevista con Al Navío.

Bachelet presentará el informe de su visita en Ginebra el próximo viernes 5 de julio, tras haberse reunido con Maduro y miembros de su régimen, con el presidente interino Juan Guaidó, con víctimas de violencia, tortura y escasez.

«La verdad la sabremos cuando difunda el informe. Por el momento, es bueno que haya ido. No quería ir. Ella ha sido presionada por la comunidad internacional y por la oposición para ir. Finalmente fue. Es bueno que se haya reunido con la oposición. Con la gente que en Venezuela representa la democracia. También que se haya visto con las familias de presos políticos y exiliados. Todo esto es un paso positivo, pero los antecedentes no permiten suponer que el informe va a ser todo lo claro y contundente que debería ser», añadió. 

El hijo de Mario Vargas Llosa explicó que si el informe es excesivamente contemporizador con el régimen va a debilitar mucho a ese frente internacional que se ha formado contra Maduro.

Recalcó la importancia de que el informe sea claro, que demuestre una violación sistemática de los derechos humanos: «Hay muertos, hay heridos, hay asilados, y, por supuesto, la situación de las cárceles, las torturas… Todo eso tiene que estar en ese informe. Y si lo está, magnífico, porque su cargo es muy importante».

Con información de ALnavío