Alemania vacunación
Foto Archivo

El gobierno de Alemania confía en poder iniciar este diciembre su plan de vacunación, aprobado recientemente, nada más que se aprueben en la UE las primeras vacunas contra el covid-19.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, aseguró sobre el plan de vacunación en declaraciones publicadas por la Red de Redacciones de Alemania que hay motivos para el optimismo. Además, añadió que “este mismo año” podría darse luz verde para la vacuna en el bloque. “Y entonces podemos empezar inmediatamente con la vacunación”, afirma.

La estrategia de vacunación diseñada de común acuerdo por el gobierno central y los 16 estados federados señala que Berlín se encargará de la adquisición. Esto lo hará a través del mecanismo europeo y de acuerdos bilaterales. Seguidamente, se ocupará de la distribución de las vacunas, tarea para la que se pidió la colaboración del ejército y el sector privado.

Los estados federados, por su parte, se encargarán de vacunar a la población. En concreto, acordaron la puesta en marcha de 60 centros específicos de vacunación que se espera que estén operativos para mediados de diciembre.

Un informe elaborado por el Instituto Robert Koch, centro epidemiológico de referencia, afirmó que los primeros en vacunarse deben ser los grupos de riesgo.

En esta denominación se incluye a las personas mayores de 60 años de edad y las que cuentan con enfermedades previas como diabetes, obesidad o alta tensión, factores vinculados con mayor frecuencia a una convalecencia más severa y una mayor mortalidad.

A continuación, se encuentra el personal sanitario y del sector de la dependencia. Entre ellos están los trabajadores esenciales del sector público, como agentes de policía y equipos de emergencia, así como profesores y educadores.

Spahn señaló hace unas semanas que sólo estos grupos suponen entre 30 y 40% de la población alemana, una de las sociedades más envejecidas.

Objetivo: alcanzar la inmunidad de grupo

No obstante, el objetivo del gobierno de Alemania es llegar a una tasa de vacunación de entre 60 y 70% de la población, con el objetivo de alcanzar lo que los expertos denominan la inmunidad de grupo. Ese sería el punto a partir del cual el virus tiene grandes dificultades para propagarse porque la mayoría de los individuos están inmunizados.

Con el fin de seguir la evolución de la campaña de vacunación, Alemania va a poner en marcha una plataforma en Internet en la que contabilizará quiénes se vacunaron. También se incluirán detalles como el grupo de riesgo al que pertenecen, agregó Spahn.

Solo cuando un porcentaje relevante de los grupos de riesgo estén vacunados se podrán levantar las restricciones a la vida social y la actividad económica, explicó el ministro de Sanidad.

Siendo “optimistas”, avanzó Spahn, el grueso de la campaña se podría dar por concluida a finales de 2021. Sin embargo, el presidente de la Comisión Permanente de Vacunación del RKI, Thomas Mertens, estimó recientemente que la campaña no concluirá antes de 2022.

Spahn indicó además que Alemania puede hacerse con unos 300 millones de dosis de distintas vacunas. Una cifra más que suficiente para los 83,2 millones de habitantes del país aunque sea necesario un recuerdo (Berlín ha apuntado que distribuiría con otros países las que no precise).

La vacunación, como destacó en varias ocasiones la canciller alemana, Angela Merkel, será siempre voluntaria. “No se obligará a nadie a vacunarse. Será una decisión libre”, aseguró.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo