El gobierno de Alemania expresó su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela para que asuma el Poder Ejecutivo mañana, debido a la falta de veracidad del proceso electoral presidencial realizado en el país en mayo del año pasado.

Christofer Burger, portavoz del Ministerio de Exteriores alemán, indicó que la entidad forma parte de la Unión Europea, por lo tanto, sigue los lineamientos y decisiones de este organismo, como el desconocimiento de la legitimidad de dichas elecciones presidenciales.

“El notablemente reducido calendario electoral, las prohibiciones y otros impedimentos significativos para la participación de los partidos y líderes de la oposición, así como el incumplimiento de las normas democráticas mínimas, hicieron que esos comicios no fueran libres ni justos. Bajo estas circunstancias, la legitimidad de la elección y sus resultados fueron insuficientes, pues el proceso no proveyó las garantías necesarias para unas elecciones inclusivas y democráticas”, afirmó el representante de la Cancillería al medio DW.

Una analista política de la cadena de noticias agregó que una de las razones por las que el gobierno de Angela Merkel mantiene la presión sobre los líderes políticos venezolanos radica en la detención de un periodista alemán en Venezuela, procedimiento que ha mantenido las relaciones diplomáticas activas y constantes entre las dos naciones para darle solución a este hecho.

El portavoz también exigió la liberación del diputado Juan Requesens, preso en El Helicoide desde agosto del año pasado y a quien se le allanó su inmunidad parlamentaria.