Adriana Salvatierra era la siguiente en la línea de sucesión a la presidencia
Foto: Twitter

La presidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, Adriana Salvatierra, renunció a su cargo poco después de que el mandatario del país, Evo Morales, anunció su dimisión.

Adriana Salvatierra es miembro del Movimiento al Socialismo, MAS, el partido político que preside Morales, salió de su cargo. Esto con el fin de encontrar “una salida pacífica de los conflictos”.

La dirigente política de 30 años de edad era la siguiente en la línea de sucesión a la presidencia luego de que el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, anunció también el abandono de su puesto.

El artículo 169 de la Constitución de Bolivia estipula que, en caso de “impedimento o ausencia definitiva” del jefe de Estado, lo reemplazará el vicepresidente. Sin embargo, ante la falta de este, la Carta Magna establece la opción de relevarlo por el presidente del Senado.

 

En última instancia, la jefatura de Estado podría ser asumida por el presidente de la Cámara de Diputados, y, en ese caso “se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días”.

Sin embargo, el titular de ese cargo, Víctor Borda, también presentó su renuncia como diputado.