La Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados publicó un estudio en el que indicó que los migrantes venezolanos han recurrido al sexo de supervivencia para poder sobrevivir, así como lo especificó el  5 de julio la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, en su informe detallado sobre Venezuela.

En rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra, un portavoz de la Acnur indicó que el estudio, enfocado en los venezolanos que huyeron del régimen de Nicolás Maduro, reveló que 50,2% de las familias entrevistadas enfrentó o enfrenta riesgos durante el viaje hacia otras naciones.

Acnur puntualizó que, si bien los gobiernos de la región han otorgado permisos temporales y otros beneficios, 34% de los migrantes venezolanos entrevistados aseguraron no tienen ningún tipo de documentación porque llegaron a un país de manera irregular o porque los permisos expiraron.

Más de la mitad de los consultados dijo que se encontraba en situación de desempleo o que estaba trabajando de manera informal; asimismo, 43% sostuvo que no ha tenido para conseguir hospedaje, principalmente porque no tiene dinero suficiente ni documentos.

Los resultados se basaron en 7.846 entrevistas en países de América Latina y el Caribe entre enero y junio de 2019, en las cuales contestaron preguntas sobre sus experiencias y las de sus familias.