Mientras que la catedral de Notre Dame de París era consumida por las llamas, un incendio ocurrió en la mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén. El suceso no causó daños serios, informó el diario La Vanguardia.

Las llamas afectaron poco un puesto de guardia en la parte superior de una sala de oración, indicó la fundación islámica que gestiona las instalaciones.

Indicó que el fuego fue causado por niños que jugaban cerca de la mezquita, y las autoridades lograron extinguirlo rápidamente.

Con información de La Vanguardia