Teherán advirtió este martes a Washington sobre las «consecuencias dolorosas» de una «escalada» contra Irán, en un contexto de aumento de las tensiones entre Estados Unidos y la República Islámica.

«Habrá consecuencias dolorosas para todo el mundo si hay una escalada contra Irán, es una certeza», señaló el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, en una entrevista brindada a la televisión estadounidense CNN.

«Irán no tiene ningún interés en una escalada, hemos dejado muy claro que no seremos nosotros quienes provoquemos la escalada, sino que nos defenderemos», continuó Zarif.

«El hecho de tener todos esos recursos militares en un pequeño espacio navegable [el Golfo] es en sí mismo un factor para que se produzcan accidentes, sobre todo para las personas que buscan el accidente», añadió Zarif. «Tenemos que ser extremadamente prudentes, y creemos que Estados Unidos está jugando un juego muy, pero muy peligroso», sentenció el ministro.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado nuevamente durante los últimos diez días, después de que Estados Unidos anunció un refuerzo de su presencia militar en Oriente Medio, en el Golfo en particular, para enfrentar supuestas «amenazas» iraníes. El lunes, a través de la red Twitter, Zarif llamó al presidente estadounidense, Donald Trump, a mostrar «respeto» por los iraníes, y afirmó que sus últimas amenazas «no pondrán fin a Irán». El día anterior, Trump señaló: «Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán».

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohani, vio en la marcha atrás del inquilino de la Casa Blanca, que también dijo que estaba dispuesto a dialogar con la República Islámica, una consecuencia del espíritu de resistencia de su país. «La Casa Blanca anuncia que el pueblo iraní debe temer por un ataque estadounidense pero, dos horas más tarde la presión del Pentágono lleva al presidente a disculparse y decir: No tenemos la intención de lanzar la guerra o un ataque (y) no tenemos el objetivo de combatir al pueblo iraní», dijo Rohani en un discurso transmitido por la televisión oficial.