Bomba
Foto: Referencial

Al menos 12 personas murieron y otras cinco resultaron heridas este viernes por la explosión de una bomba dentro de un minibús de pasajeros. Estaba ubicado en la entrada de la ciudad sagrada de Kerbala, a unos 100 kilómetros al sur de Bagdad.

El mayor Abdul Amir Hussein Abbas, de la policía de Kerbala, dijo que la bomba fue colocada dentro de una bolsa de plástico debajo de un asiento por una persona que salió del vehículo a un kilómetro de distancia de un puesto de control por el que debía pasar el minibús.

La fuente declaró que el vehículo quedó destruido y los muertos fueron llevados a medicina forense. Los heridos fueron trasladados a un hospital cercano para recibir tratamiento.

Las autoridades dijeron que el artefacto no iba dirigido a los pasajeros en el automóvil, sino que tuvo como objetivo el puesto de control. En este lugar habitualmente se produce un cuello de botella por la entrada y salida de vehículos. De esta manera, se quería causar la mayor cantidad posible de víctimas.

Un artefacto explosivo en un automóvil similar explotó en la misma entrada el 27 de julio y mató a una persona e hirió a otras dos.