Cruceros

Un sinfín de habladurías y prejuicios se erigen en torno de los cruceros: se los acusa de contaminar mares y océanos. Las empresas navieras introdujeron tecnologías innovadoras que reducen el impacto ambiental de sus operaciones, tanto en mar como en tierra.

La empresa de capitales italo-suizos MSC Cruceros declara estar haciendo inversiones para mejorar en cinco aspectos: emisiones al aire, eficiencia energética, producción y conservación de agua, purificación de aguas residuales, y  reciclaje y gestión de residuos sólidos.

Javier Massignani, managing Director de MSC Cruceros, asegura que para fines de 2019, 11 de los 17 barcos de la compañía van a estar equipados con sistemas de limpieza de escape de gases. Esto para reducir el azufre de las emisiones en 97%.

Agrega que, a finales de 2021, esperan tener la totalidad de sus barcos funcionando según este método. También, prometen alimentar sus futuros barcos con Gas Natural Licuado.

Respecto del consumo de agua potable, asegura que no toman de los puertos y las comunidades costeras. «Prácticamente toda el agua dulce que usamos a bordo para beber, preparar alimentos y lavar la ropa es de producción propia. Las plantas de producción pueden transformar hasta tres millones de litros de agua de mar en agua potable en un día».

Además, en MSC cuentan con un programa de reducción de plásticos, que incluyó la total eliminación de los sorbetes plásticos en sus embarcaciones y 90% de otros 115 artículos de plástico simple.

Desde Costa Cruceros se propusieron crear e implementar soluciones innovadoras. Inspirados por los nuevos lineamientos de la ONU, generaron políticas integradoras que, dicen, atacan el problema a largo plazo.

Loading...