Un guepardo besó a una cría de gacela recién nacida al confundirla con su cachorro, pero se da cuenta del error y se la comió
Foto: Referencial

Una hembra de guepardo confundió a una cría de gacela recién nacida con su propio cachorro y siguiendo su instinto maternal lamió su cabeza, proporcionándole lo que parece ser un «beso» de una madre. Pero al darse cuenta de su error, la felina la acabó matando.

El momento lo captó el fotógrafo de la vida salvaje y guía de safari, Federico Veronesi, en la Reserva Nacional de Masai Mara, Kenia.

El fotógrafo explicó que la pequeña gacela se acercó inocentemente al guepardo pocos minutos después de nacer, y al principio el felino no se dio cuenta de la situación e incluso jugó y lamió a la cría. Como explicó Veronesi, de 44 años de edad, ahí se pudo ver «un lado de la psicología del guepardo que no aparece con frecuencia: el lado materno y la aparente compasión por su presa», de acuerdo con Daily Mail.

«Lo sorprendente es cómo persistió el instinto del bebé de levantarse y acercarse a su madre para amamantar, a pesar de que la madre había sido reemplazada por el depredador», señaló el fotógrafo.

Foto: Federico Veronesi

«Este comportamiento inusual del pequeño cervatillo parecía haber causado los instintos maternos del guepardo, a pesar de que el bebé no era de su propia especie», añadió.

Finalmente, cuando la cría intentó huir del felino, este lo alcanzó y se lo comió.