Alfombras de la naturaleza – Los árboles tienden sus flores para regalarnos alfombras

Mercadito de la Colonia – Las lechugas bouquet de la Colonia Tovar

Cascada Los Dioses – La cascada Los Dioses nos enamoró de Cojedes

Hoy me despido, después de 35 años escribiendo el Manual de ociosidades. Le doy las gracias a El Nacional que siempre nos dio este espacio. A Todo en domingo porque desde el inicio confió en mí. Empezamos cuando el suplemento de los domingos se llamaba Feriado y eran dos pliegos en blanco y negro encartados en el periódico. Cada domingo les regalamos información para que salieran a caminar el país. Apoyamos a cientos de venezolanos que lo hacen bien en los agujeritos más remotos de esta geografía generosa. Ustedes los visitaron y los hicieron felices. Nuestro empeño es crear arraigo. Que los venezolanos conozcan Venezuela para que la quieran, la defiendan y la reconstruyan. Seguiremos en eso desde todos los espacios. Es mi vida. Pero, bueno,  a veces hay que despedirse a la llanera.

En Cojedes – Cascada Los Dioses

Casi nunca nos detenemos en Cojedes, sin embargo, resulta sorprendente lo que nos regalan sus ríos. Leonel Guillén tiene su grupo para ofrecer viajes a la cascada de Los Dioses y otras pozas frescas y primorosas por todo el estado. Para llegar a Los Dioses hay que subir hacia la sierra de Manrique, caminar como dos horas por el río Cojedes, luego cruzar hacia el río Urea y por fin llegar a ese chorro fascinante, que se lanza desde una cueva con toda la fuerza y la emoción. Estos paseos son de fin de semana. Acampan por ahí cerca, dejan todo impecable, se dan baños felices y regresan a su casa. Fascinante y sorprendente.

Para ir: llamen a Leonel.

Teléfono: (0412) 034 2319.

Instagram: @leonel_expeditions

En Venezuela – Pendientes de ver

Viajar de día no es solo un asunto de seguridad. El plan es ver. Darse tiempo para mirar el mundo. La luz, cuando pone la vida brillante. Los árboles frondosos. Los animales que cruzan el cielo. Las taguaras que huelen rico. La gente que pasa. Una de mis mayores emociones son las alfombras de flores. Me detengo, me bajo, las gozo. Son efímeras. Duran el ratico que llegan al suelo y pronto empiezan a marchitarse, pero ese instante es pura felicidad. Un placer gratis en toda Venezuela. En la foto, son acacias y fue tomada por los llanos de Apure.

Para gozarlas: estar pendientes en toda Venezuela

En Aragua – Lechugas de bouquet

Se llaman Lechugas Verónica. Las vimos por primera vez en la Colonia Tovar mientras visitábamos las siembras. Las cosechaba una alemana preciosa, feliz con la vista desde su balcón, pues son estas flores verdes luminosas, frescas y suculentas. Las va cortando una a una, las lava y alguien las busca para llevarlas al mercadito. Se mantienen ultrafrescas por muchos días y más si las metes en una bolsa negra o de papel.

Para comprarlas: búsquenlas en el mercadito que se arma frente a la iglesia de la Colonia Tovar los fines de semana.

En Portuguesa – Granoleña

La granola más atómica que he probado la hace Ana Mariely Escobar en Acarigua. No son solo los productos de alta calidad. Son el aroma y el sabor. La hace en fogón de leña. Por eso se llama Granoleña. Y me consta porque la he visto cuando se faja con un caldero inmenso a tostar todo lo que tiene su granola. Hay empaques de diversos tamaños. Yo la busco cuando paso por Acarigua o la encargo, pues Ana la puede mandar a todo el país. Es mi desayuno diario.

Para encargos: síganla en Instagram @granolena

Teléfono: (0414) 555 7650.

En Caracas – Para ir al Ávila

Dorián Banezca creó Acamparávila porque desde niño subía nuestro cerro junto a su abuela. Luego de 17 años de recorridos pensó que sería un buen plan llevar visitas a hacer estas rutas, siempre con la intención de sensibilizarlos para amar y cuidar la montaña. Fuimos con Dorián a un bosque que se llama Pinabetes. Un sendero extraordinario al cual se le entra desde Los Venados. Frondoso, en subida, pero nada demasiado intenso porque, total, cada quien va a su ritmo. La verdad es que me sorprendió. Se sale al hotel Humboldt y  pueden bajar por el teleférico. Me encanta Dorián. Tremendo guía. Conocedor y cuidadoso.

Para ir: contactar a Dorián.

Teléfono: (0426) 418 8137.

Instagram: @acamparavila

Facebook: Acamparávila


BIEN DATEADO

Sigo fiel a las pizzas de Fiesta Di Pizza, en la tercera avenida de Los Palos Grandes, entre primera y segunda transversal.  Son cuadradas, las hornean al instante, la masa es ultracrujiente, los ingredientes ultrafrescos y su dueña, Sabrina, un sol de ser humano. A veces las como ahí mismo, en las mesitas altas, o las traigo a la casa y las termino de hornear. Las adoro. Teléfono: (0212) 283 2586.

Los jueves, viernes y sábado se arma un mercadito estupendo en el parquecito de la tercera avenida de Santa Eduvigis. Vienen los colonieros a vender sus productos de lo más frescos, hay punto de venta y una novedad –para mí– es que ofrecen casabe de Cúpira, que adoro. Es bueno llegar temprano.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo