Fanático Deivy
Capture de video

El enfrentamiento entre Barcelona de Guayaquil y Delfín el pasado fin de semana fue viral, pero no precisamente por lo que ocurrió en el campo. Un fanático fue captado por las cámaras mientras besaba a una mujer. Al darse cuenta de que lo estaban filmando, la pareja se separó. Esa imagen se hizo viral en las redes sociales y una relación terminó.

El joven tenía una relación con otra mujer. «En mi defensa, quiero aclararle al señor reportero que en ningún momento me moría por besar a mi amiga. Además, en el video no se ve ningún beso», dijo el fanático identificado como Deyvi Andrade.

«Solo me juzgan y me critican, pero nadie se pone en mis zapatos. Soy inocente de la burla mediática. Que quede claro que voy a defender mi honor de hombre hasta el final», aseguró en sus redes sociales.

Asimismo, indicó que las personas siempre enfatizan el mal ajeno. «Ya destruyeron mi relación. ¿Qué más quieren? Ojalá esto sirva de algo porque solo le están haciendo daño a un hijo de Dios».

Andrade también le dedicó una publicación a la que era su pareja: «Quiero volver a vivir estos momentos junto a ti, mi preciosa. Estoy muy arrepentido y, así como salí en público cometiendo esa burrada, así mismo te voy a pedir disculpas en un en vivo aquí en Instagram. Estoy muy confundido, pero quiero recuperarte».