Si no fuera porque siempre aparece vestida con el clásico “hábito” de monja, Josefina Cattaneo podría ser una usuaria más de TikTok, la aplicación donde se comparten videos cortos con efectos especiales.

Pero ella es una hermana de la Congregación Mercedarias del Niño Jesús, vive en un claustro con otras cinco monjas en la provincia de Córdoba y se hizo conocida por predicar la palabra de Jesús en las redes sociales.

Josefina tiene 25 años de edad, más de 12.000 seguidores y 52.000 likes en TikTok y nada parece detenerla, ni el hábito de monja ni los temas pop o de reggaeton con los que acompaña sus posteos, todo es válido si se trata de compartir la palabra de Cristo. Sus publicaciones también pueden seguirse en Instagram.

Como si se hubiera tomado al pie de la letra las declaraciones del papa Francisco sobre que los jóvenes deben “hacer lío”, ella hizo un video con efectos psicodélicos, citando al sumo pontífice, y lo publicó en TikTok, en una rareza dentro del culto católico que seguramente le sume más seguidores que las misas dominicales.

“Jesús, ¡dame una mano! ¡No sé cómo anunciarte!”, cuenta Josefina, cada vez que le preguntan por qué se abrió una cuenta de TikTok. “Los animo e invito a que le pregunten a Jesús si no saben cómo anunciarlo, Jesús les enseña PD: no se olviden de recordarlo en todo lo que hacen. ¡Todo es más lindo con Él!”, publicó recientemente en Instagram.

Nacida en Verónica pero criada en Magdalena, provincia de Buenos Aires, Josefina es la tercera de cuatro hermanos de una familia bonaerense de clase media. Suele contar que “era una joven que salía y se divertía”, como cualquier otra chica, y que cuando competía en atletismo en los Juegos Bonaerenses y estaba muy cansada de correr, “le pedía a Jesús que me ayudara a terminar”.

Ella siempre estuvo cerca de la fe católica, pero nunca había pensado en dedicar su vida enteramente a compartir la palabra de Jesús hasta que, en una misión en Quitilipi, Chaco, se le abrió un nuevo mundo. “Fue un click”, contó sobre la decisión de tomar los hábitos.

Tanto en Instagram como en TikTok se la puede ver acompañada de sus hermanas, bailando o cantando, pero siempre predicando su amor por Cristo.

“Anunciarlo siempre, anunciarlo desde que me despierto. Anunciarlo en las redes, anunciarlo cuando corro. Lo anuncio y Jesús hace el resto”, ha publicado en estos días.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo