Canguro en Fort Lauderdale
Sun Sentinel

Un canguro de dos años llamado Jack decidió recorrer el vecindario de Fort Lauderdale, en la Florida, Estados Unidos, alrededor de su casa, pero la policía lo persiguió y atrapó por razones de seguridad, reportó el Sun Sentinel.

Jack entró pacíficamente en la parte trasera de una patrulla de Fort Lauderdale que lo llevó a un establo donde se guardan los caballos del departamento de policía.

“Es muy amable”, dijo su dueño, Anthony Macias. “No quiere hacer daño a nadie”.

Macías, de 24 años de edad, dijo que estaba esperando una llamada para llevar a Jack a casa. En cambio, la policía le dijo que no le devolverán al canguro porque Fort Lauderdale no es una zona donde pueda criarse ese tipo de animales.

Macías dijo que, antes de la fuga de Jack, había planeado llamar a la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida para averiguar qué permisos y licencias necesitaba para tener un animal exótico.

No cerró bien la puerta

Macías estaba en el trabajo cuando supo que Jack estaba fuera de casa y contactó a la policía. “Estaba sacando la papelera de reciclaje y no cerré bien la puerta”, dijo Macías. “Supongo que así fue como se abrió camino”, agregó.

El canguro fue visto por primera vez a una cuadra de su casa, en la 1.600 de North Andrews Avenue, alrededor de las 9:30 am.

Más de media docena de testigos llamaron al 911 para informar sobre la situación.

“Hay un canguro saltando en Andrews Avenue, entre las calles 13 y 16”, dijo una persona que llamó.

“Es en serio. Sé que probablemente pienses que estoy loco, pero lo están golpeando, y no quiero que lo golpeen”, agregó.

Los oficiales lo siguieron tres cuadras por la avenida antes de detenerlo.

“No lo creíamos”

“Al principio no lo creíamos”, dijo Robert Norvis, oficial de policía de Fort Lauderdale. “Pero cuando llegamos allí, efectivamente, era un canguro”, dijo.

Tres oficiales rodearon a Jack y caminaron lentamente hacia él. Un oficial lo tomó por detrás y lo colocó en la parte trasera de la patrulla. Según Norvis, Jack no golpeó a nadie ni se resistió.

Macías dijo que acogió a Jack hace unos cuatro meses cuando su anterior dueño se mudaba y dijo que no podía quedárselo.

Canguro en Fort Lauderdale
Sun Sentinel

Macías señaló que el canguro come verduras, manzanas, papas y maíz. Jack también tiene un pequeño cobertizo en el patio trasero donde puede refugiarse del calor.

“Hay una jungla allá afuera”, bromeó el alcalde Dean Trantalis. “Qué extraño que alguien tenga un animal salvaje en su casa. Quizás termine en uno de nuestros zoológicos. Espero que encuentren un lugar seguro para ello”, afirmó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo