Tapabocas piel
Foto Archivo

El tapabocas se ha vuelto un nuevo accesorio que puede dañar la piel por el uso diario desde la llegada de la pandemia de coronavirus. De género o material especializado para el área de la salud, son los que muchos llevan por algunos minutos o incluso horas, algo que puede dejar secuelas.

Así lo demostró un reciente estudio, publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology, que reportó un aumento de daños en la piel en trabajadores de la salud por el uso del tapabocas en Hubei, China.

97% de ellos fueron problemas dermatológicos causados por las medidas de protección. Piel seca, descamación, picazón, enrojecimiento o acné fueron algunas de las consecuencias sufridas. Pero, además de las medidas para evitar esto en médicos y enfermeros, ¿cómo se pueden evitar esos efectos en la población?

Amaranta Luzoro, dermatóloga de Clínica Las Condes, explica al diario chileno Emol que lo básico para evitar complicaciones es mantener el cuidado adecuado de la piel. Esto se puede hacer a través de un apropiado aseo e hidratación de esta, a pesar de que la mayoría de las personas estarán encerradas en sus casas y con otras preocupaciones en la mente.

La doctora cuenta que ha visto que muchos sus pacientes están dejando de lado el lavado de la cara con jabones adecuados para cada tipo de piel. “La falta de aseo va haciendo que la piel se ponga más grasosa y menos cuidada, por lo que hay un ambiente más favorable para que aparezca más acné u otras dermatitis”, explica.

“Mantener la piel adecuadamente hidratada ayuda a que esté en mejores condiciones para recibir algún roce o algún traumatismo, como es el roce de la mascarilla”, añade.

¿Qué hacer?

Los que se ven más afectados en estos casos son el personal de salud, indica Luzoro. El tapabocas que emplean tiene materiales más rígidos y producen erosiones en la piel. Para esos casos, muchos utilizan barrera entre la piel y la mascarilla, como parches o apósitos especiales en el puente nasal y las mejillas, y así evitar la erosión o irritación.

“Muchas veces la mascarilla queda puesta varias horas comprimiendo la piel. Eso hace un daño por presión que se va acumulando a lo largo del tiempo”, indica. Sin embargo, la dermatóloga asegura que para la población que utiliza las mascarillas de tela al circular por las calles. Al “no estar en contacto con contagiados no necesitan mascarilla quirúrgica o la que usa el personal de salud”, destaca. Estas tienen  telas más suaves, blandas y cómodas de usar, y eso “disminuye el riesgo de daño”.

En ese caso, de igual forma se debe “volver a la rutina de cuidado básico de la piel“. Luzoro explica que durante el tiempo que la persona lleve puesto el tapabocas habrá un aumento de temperatura local. Esto es algo que puede empeorar algunas dermatosis como la rosácea o el acné. Además, debido al período de estrés por el que puedan estar pasando varias personas, estas dos también pueden empeorar, indica la doctora.

“Al sacar las mascarillas, limpiar adecuadamente con algún jabón suave o alguna solución micelar que limpie la piel transpirada, la piel más seborreica. Después, aplicar un hidratante adecuado para cada tipo de piel”, aconseja.

La dermatóloga cree que a pesar de que en general las personas le restan importancia a esas rutinas básicas, es importarte cuidarse. Lavarse la cara, aplicarse hidratante adecuado para el tipo de piel y no olvidarse del protector solar. “Nunca olvidar que el bloqueador nos va a proteger la piel, eso es un básico”, concluye.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo