presbicia
Pixabay

La presbicia es un defecto visual que se presenta gradualmente cuando los ojos pierden la capacidad de enfoque para ver  de cerca.

Puede comenzar a notarla poco después de los 40 años de edad cuando empiece a alejar lo que está leyendo para poder enfocar las letras. Se dará cuenta que antes podía leer a 35 centímetros de distancia y ahora no.

También va a sentir necesidad de mayor iluminación para leer mejor.

Expresiones comunes de mis pacientes:

  •  “Doctora estoy muy preocupado, de un día para otro no veo bien de cerca, tengo que alejarme las cosas para poder enfocar. ¿Qué me está pasando?».
  • “Acabo de cumplir 40 años de edad y de repente no puedo leer”.
  • “Antes veía de lejos y de cerca con mis lentes y ahora me los tengo que quitar para ver de cerca”.
  • “Ahora necesito más luz para leer”.

Todos tendremos presbicia

El cristalino es un lente natural, transparente y flexible, que tenemos dentro del ojo; cumple la función de enfocar objetos tanto de cerca como de lejos. Después de los 40 años de edad, el cristalino se vuelve más rígido y no puede cambiar de forma fácilmente, lo que dificulta la visión cercana.

La presbicia forma parte del envejecimiento, por lo tanto todos la vamos a tener.

Tratamiento de la presbicia

La presbicia puede corregirse con anteojos, lentes de contacto o cirugía.

Si no corrige la presbicia, puede sentir molestias causadas por fatiga ocular y dolor de cabeza.

Lentes convencionales o anteojos

Los lentes de lectura le ayudarán a ver de cerca a una distancia de 35 centímetros.

Si usted desea o necesita ver de cerca a otra distancia, porque su trabajo lo requiera,  le debe informar al oftalmólogo.

La presbicia  se corrige con el uso de lentes correctivos para visión de cerca, con una corrección de 1 a 3 dioptrías.

La presbicia evoluciona con el tiempo, de manera que una determinada corrección óptica es válida durante aproximadamente un par de años. Transcurrido dicho periodo es conveniente acudir a una nueva revisión con el oftalmólogo.

Es importante ir a la evaluación con el médico oftalmólogo para que sea examinado y prevenir enfermedades.

Lentes bifocales

Los bifocales corrigen la visión de cerca y de lejos.

En el cristal se puede ver una línea que divide el lente, hay unos bifocales transparentes donde no se ve la línea divisoria.

La parte inferior del lente refracta la luz para la visión de cerca. La parte superior refracta la luz de manera que pueda ver objetos distantes.

Los lentes progresivos o multifocales

Los lentes progresivos o multifocales tienen tres zonas en el lente para corregir la visión de cerca, la visión intermedia y la visión de lejos.

Estos lentes son más estéticos ya que no se ve ninguna línea divisoria en el cristal, son hechos con un tallado especial donde la refracción cambia gradualmente en el lente desde arriba hacia abajo.

Lentes de contacto

Algunas personas prefieren usar lentes de contacto en lugar de anteojos.

Existen dos tipos de lentes de contacto que ayudan a tratar la presbicia:

Lentes de contacto monofocales.

Estos lentes de contacto corrigen la visión de un ojo para ver de lejos y del otro para ver de cerca.

Particularmente no los recomiendo por no brindar seguridad visual para manejar  ya que un solo ojo estará viendo de lejos.

Es necesario adaptarse a los lentes de monovisión y entrenar al cerebro para ver de esta manera. Puede notar que pierde la capacidad para calcular la distancia o velocidad de algo cuando usa estos lentes.

Lentes de contactos multifocales.

Estos lentes tienen zonas en forma de anillos con diferentes graduaciones.

Con este diseño, se utiliza tanto la visión de cerca como la de lejos al mismo tiempo. Sin embargo, su cerebro aprende a escoger el enfoque adecuado automáticamente para lo que quiere ver.

Al usar un lente multifocal pudiera perder calidad y nitidez de la visión lejana.

¿Cirugía para la presbicia?

La presbicia también puede ser tratada con microcirugía en algunos pacientes, previamente evaluados por el médico oftalmólogo.

Si el paciente desea esta intervención quirúrgica se le pudiera realizar después de los 50 años de edad y si tiene los exámenes preoperatorios dentro de límites normales.

Debe informar a su médico si está tomando anticoagulantes o aspirina. Si es alérgico al Iodo o a algún medicamento.

Exámenes preoperatorios:

  • Evaluación cardiovascular preoperatoria (por un médico cardiólogo o internista).
  • Exámenes de laboratorio preoperatorio.
  • Rx de tórax (PA y Lat).
  • Evaluación preanestésica (por el anestesiólogo).

Exámenes preoperatorios oftalmológicos:

  • Biometría y cálculo de lente intraocular: para saber el poder del lente intraocular.
  • Contaje de células endoteliales de la córnea.
  • OCT de mácula (retina): es una tomografía de la parte más importante de la retina.
  • Topografía corneal: conocer cómo está la curvatura corneal, astigmatismo, etc.

Microcirugía

La intervención quirúrgica consiste en la extracción del cristalino por facoemulsificación o láser y la implantación de un lente intraocular.

Se sustituye el cristalino por un lente intraocular monofocal  o multifocal.

Es una cirugía que se realiza con microscopio en pabellón con anestesia local y ambulatoria.

No requiere hospitalización. No es dolorosa. Se opera primero un ojo y después de una semana se puede operar el segundo ojo.

La colocación de un lente intraocular es un procedimiento como el que se aplica para la cirugía de cataratas.

Este tipo de cirugía con un lente multifocal le permite al paciente mejorar notablemente tanto la visión cercana como la lejana, al tiempo que ya no va a tener cataratas.

En el postoperatorio se recetan gotas antibióticas, antiflamatorias y lubricantes.

Durante un trimestre los pacientes no es aconsejable realizar baños de inmersión (piscinas, playa) ni deportes que impliquen riesgo de traumatismo en los ojos.

Asimismo, deben evitar zonas contaminadas, no agachar la cabeza y proteger los ojos con lentes de sol.

Cualquier duda consulte con el médico oftalmólogo.