MEJOR CON SALUD

El cabello forma parte de la carta de presentación de las personas. Mantenerlo sano, brillante y abundante es importante para lucir bien.

El portal web especializado EnFemenino compartió ocho cuidados que deben tenerse en cuenta para el cuidado del cabello.

Desenredarlo. Es imprescindible para que el champú penetre bien durante el lavado. Así evita que se enrede más cuando esté mojado y al final peinarlo será más sencillo.

Optar por un buen champú y acondicionador. Utilizar un champú y acondicionador lo más orgánicos posible, sin sulfatos, parabenos, colorantes ni sal.

Chequear la temperatura del agua. Por simple que parezca esto también influye. El truco de terminar el lavado de cabello con agua fría es cierto, debido a que estimula la circulación sanguínea y cierra la cutícula. Así el cabello se verá más brillante. El resto del lavado se puede hacer con agua tibia.

No frotar fuertemente. A veces se piensa que por frotar más fuerte el cabello estará más limpio. No es así, solo se consigue que las glándulas sebáceas se activen. Lo ideal es ponerse champú con el cabello húmedo en la raíz y frotar suavemente hacia el resto.

Peinarlo con púas anchas. Al salir de la ducha, es importante peinar el cabello con un peine de púas anchas, no con un cepillo. Es mucho menos agresivo con el cabello.

Cuidar el cabello del calor. Es fundamental evitar el uso de secadoras, planchas y herramientas de peinado con calor. Si se hace, aplicar antes un protector.

Mascarillas y aceites. Para que el cabello luzca más sano, debe complementarse su cuidado con productos de hidratación. Más aún si siempre está sometido a secadoras o planchas que lo deshidratan.

Ir a la peluquería. Este no forma parte de los cuidados diarios del cabello, pero se debe tener en cuenta. En ese lugar se podrá recortar las puntas quebradizas y secas del cabello. Lo recomendable es que sea cada dos o tres meses. De esa forma, lucirá más sano.