Nori es de raza Aussiepoo y vive en Seattle, Estados Unidos. Causa sensación en la red por los rasgos humanos de su rostro, sus ojos y hasta una especie de dulce sonrisa
Foto: Instagram

Salir a la calle y pasear al perro es una ardua tarea para Kevin y Tiffany, una pareja de Seattle. No porque su mascota sea maleducada o miedosa, sino por la simple presencia del canino: tiene una cara que parece humana.

Nori tiene ojos almendrados y una expresión que da la sensación de que sonríe levemente, es un gesto que muchos consideran adorable, si bien otros lo encuentran inquietante, reseñó ABC.

“Cuando era un cachorro, su pelaje era mucho más oscuro, y a menudo se lo comparaba con Chewbacca o un Ewok, que son personajes de Star Wars. Usualmente escuchamos que son sus ojos los que crean la mirada humana, y estoy de acuerdo”, explicaron sus dueños.

Nori es una mezcla de Toy Australian Shepard y Toy Poodle, y a menudo parece que está sonriendo, afirmó Tiffany al Daily Mail. Junto con su pareja decidió abrirle una cuenta de Instagram que revoluciona las redes: algunas de sus fotos tienen hasta 9.000 likes.