María Pérez supo sacar provecho a las galletas de huevo, preparación que forma parte del recetario zuliano. Ella ofrece cuatro sabores –clásico, con chispas de chocolate, red velvet y cacao–, en 48 puntos de venta de la Costa Oriental del Lago. Uno de ellos es un foodtruck, al que identificó como Bakery Truck. Estaciona, desde su inauguración hace pocas semanas, en la avenida principal de Lagunillas.

Pérez acaba de cumplir 19 años de edad y ya emplea a 14 personas en Panastelería, nombre de su empresa. Estudió panadería y pastelería en la Universidad del Zulia, y barismo en la Escuela Itinerante del Café de Maracaibo. Lo hizo antes de inscribirse en la carrera de Administración de Empresas que dicta la Universidad Alonso de Ojeda, y de participar en un campamento de emprendedores, a través del programa Young Entreprenaur –que financia la organización Aprendo y Emprendo y la Embajada de Estados Unidos– en el que quedó como finalista.

“Competí contra 300 jóvenes segura de que mi proyecto iba a ganar”, dice entusiasmada esta joven zuliana, que no deja ha mencionar las bondades de sus galletas de huevo –que espera distribuir en todo el país– y de sus planes para aprovechar el capital semilla con el que la premiaron y seguir desarrollando su negocio que también incluye masas dulces y saladas para panadería y pastelería.