Foto: Pixabay

El gobierno indio anunció este miércoles la prohibición de los cigarrillos electrónicos en ese país donde viven 1.300 millones de personas, por motivos sanitarios y de lucha contra las adicciones, en el marco de la tendencia mundial contra el vapeo.

“La decisión se tomó teniendo en cuenta el impacto que los cigarrillos electrónicos tienen hoy en día en la juventud”, declaró en una rueda de prensa la ministra de Finanzas, Nirmala Sitharaman.

“Está de moda probarlos, utilizarlos”, añadió.

La orden del gobierno del primer ministro Narendra Modi prohíbe la producción, importación o exportación, transporte, almacenamiento y venta de cigarrillos electrónicos.

Esta medida “mejorará la política de control del tabaco, dando mejores resultados en términos de salud pública”, afirma el gobierno en la cuenta Twitter de su servicio de prensa.

Las autoridades indias llevan a cabo grandes campañas de prevención sobre los daños físicos provocados por el tabaco, del que el gigante de Asia del sur es también paradójicamente un gran productor.

La Asociación de Vapeadores de India acusó al gobierno “de parecer más preocupado en proteger la industria del cigarrillo que en mejorar la salud pública”.

“Esta prohibición representa un día negro para 110 millones de fumadores en India que fueron privados de opciones menos peligrosas”, señaló en un comunicado.