Las empresas productoras de ron, agrupadas en el Fondo de Promoción del Ron de Venezuela, recibieron la actualización de la Denominación de Origen DOC Ron de Venezuela bajo el número de registro DOC-003.

Fue otorgada por el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual en el acto Nuestro Ron para el Mundo, celebrado en el Hotel Ávila Caracas.

En agosto, el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual actualizó la Denominación de Origen Controlada –otorgada el 4 de noviembre de 2003, de acuerdo con la Resolución N° 798 del Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual.

Esta permisología posibilita continuar la protección legal del ron venezolano dentro y fuera del país.

En el acto, organizado y convocado por el SAPI –ente adscrito al Ministerio del Comercio Nacional–,  los integrantes del Consejo Técnico del Consejo Regulador de la DOC Ron de Venezuela, maestros roneros de las empresas dedicadas a la elaboración del destilado, ofrecieron una detallada explicación de su proceso productivo.

Santa Teresa, Destilerías Unidas, Complejo Industrial Licorero del Centro, Destilería Carúpano, Destilería Veroes, Rones del Caribe, Corporación Alcoholes del Caribe, Alcoholes y Añejos Monagas, Industrias Bravo, Celiveca, Alnova y Diageo Venezuela, agrupadas en el Fondo de Promoción del Ron de Venezuela, generan más de 10.000 empleos directos e indirectos.

Sus productos están presentes en los mercados mundiales más importantes gracias a sus exigentes procesos de elaboración, constante supervisión y altos estándares de calidad.

Dichos estándares son constantemente reconocidos en los más prestigiosos certámenes y concursos internacionales.

La industria del ron en Venezuela es fiscalizada y auditada por numerosos ministerios, superintendencias y organismos nacionales.

Estas instituciones garantizan el área sanitaria de cada uno de sus procesos, las materias primas, pago de impuestos, empaques y comercialización.

“Somos 12 empresas venezolanas con más de 1.400 empleados directos que generamos riqueza al país al pagar más de 60% en impuestos nacionales, regionales y municipales.

Esto quiere decir que por cada 1.000 bolívares que paga el consumidor, más de 600 son en impuestos”, aseguró Leopoldo Molina, presidente del Fondo de Promoción del Ron de Venezuela.

Molina también dijo que generan divisas a la economía al entregar al Fisco 20% de las ventas realizadas en el exterior. Este aspecto convierte a la industria ronera en el sector no petrolero de mayor crecimiento, presente en la lista de los tres que más aportan.

Alberto Rey, director general del SAPI, enfatizó el papel fundamental que tiene dicho organismo para ejercer la competencia que en materia de propiedad intelectual le corresponde al Estado venezolano.

“Estamos conscientes de que tenemos que destinar el uso de las herramientas de la Propiedad Intelectual para el desarrollo económico del país y una de esas herramientas es la Denominación de Origen

La Denominación de Origen está destinada a proteger un producto que se distingue por su localización geográfica, por los procesos y los métodos tradicionales por los cuales se consigue y que lo diferencian de los elaborados en otras localidades”.