Yamamoto
Foto AFP

El famoso diseñador de moda japonés Kansai Yamamoto, considerado un pionero de la industria en su país y conocido por su trabajo con David Bowie, murió a los 76 años de edad como consecuencia de una leucemia, anunció este lunes su hija.

“Dejó este mundo de manera pacífica, rodeado por sus personas queridas”, afirmó la actriz Mirai Yamamoto en Instagram.

“Para mí, mi padre no solo era el alma eléctrica y energética que el mundo conoció, sino alguien que era amable, de buen corazón y cariñoso”, dijo.

Yamamoto fue conocido por crear osadas prendas vanguardistas que desafiaron las normas de género y presentaban colores brillantes.

Saltó a la fama con desfiles internacionales y en particular a partir de la década de 1970 por su colaboración con Bowie, para quien produjo una serie de vestimentas que el cantante utilizó para su alter ego Ziggy Stardust.

“Encontré asombrosamente hermosos la estética y el interés de David por trascender las fronteras de género”, contó Yamamoto al portal The Cut en 2018.

Yamamoto trabajó con otros artistas anglosajones, como Elton John y Stevie Wonder, y sus diseños también buscaban involucrar al público en espectaculares performances.

Sus “super-shows” dieron la vuelta al mundo y en 1993 en Moscú en el desfile Hello!! Russia vistió a 120.000 espectadores.

Los diseños de Yamamoto incorporaron a menudo elementos de la cultura japonesa, y en una oportunidad vistió a Bowie con una capa cubierta de caracteres kanji utilizados en el idioma nipón.

También colaboró recientemente con la firma Louis Vuitton con vestidos tradicionales del teatro kabuki.

Su estilo, marcado por la saturación de colores y formas despampanantes, lo distinguieron de otros famosos diseñadores japoneses que se caracterizaron por una estética minimalista.

“Alguien como yo sobresale en Japón”, aseguró en 2017 en una entrevista con el grupo Nikkei.

Yamamoto defendía, sin embargo, que su estilo también se inspiraba en la tradición japonesa, en concreto, en la estética de los samuráis.

Los diseños exuberantes y coloridos del modista nipón también tenían un toque oscuro que, según él, reflejaba las dificultades de su infancia.

Sus padres se divorciaron cuando solo tenía 7 años y lo llevaron a un internado a centenares de kilómetros de su domicilio materno.

Entonces, viajó con sus dos hermanos más pequeños, de 5 y 3 años, de Yokohama hasta Tokio.

“Sentí una gran envidia de las familias felices que veía desde la ventana del tren. Me sentí muy solo y sigo sin poder olvidarlo”, explicó.

Tras su éxito con la presentación de sus primeros vestidos en Londres en 1971, su trabajo tuvo una acogida poco favorable en París, lo que resultó una decepción difícil de superar.

La clave del éxito de Yamamoto fue, según él, que “siempre mantuvo el espíritu de desafío”.

“He afrontado numerosos momentos difíciles. Pero a causa de estas dificultades, la felicidad aún resulta mayor cuando uno logra superarlas”, dijo en 2017, cuando presumió que “ninguna vida está suficientemente llena de cosas buenas”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo