una vida más larga
foto Getty Images

Tener un perro puede estar asociado con una vida más larga y mejores resultados cardiovasculares. Este efecto es especialmente positivo para los sobrevivientes de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular que viven solos.

“Los hallazgos se basan en estudios previos y demuestran que la propiedad del perro está asociada con reducciones en los factores que contribuyen al riesgo cardíaco y a los eventos cardiovasculares”, afirma Glenn N. Levine.

Estudios anteriores demostraron que la propiedad de un perro alivia el aislamiento social, mejora la actividad física e incluso reduce la presión arterial. Esto conduce a los investigadores a creer que los dueños de perros podrían tener mejores resultados cardiovasculares y una vida más larga.

Los investigadores de este estudio compararon los resultados de salud de dueños de perros y personas que no tenían mascota después de un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

En comparación con las personas que no tenían un perro, se demostró que los dueños de perros presentan menos riesgo de muerte tras un ataque cardíaco.

En el caso de los pacientes con accidente cerebrovascular que viven solos después de la hospitalización, el riesgo fue 27% menor y 12% menor para los que viven con una pareja o un niño.

El menor riesgo de muerte asociado con la propiedad del perro podría explicarse por un aumento en la actividad física y la disminución de la depresión y la soledad.

“Sabemos que el aislamiento social es un fuerte factor de riesgo para peores resultados de salud y muerte prematura. Estudios anteriores indicaron que los dueños de perros experimentan menos aislamiento social y tienen más interacción con otras personas”, concluyó Glenn N. Levine.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo