compartir el maquillaje
Foto Archivo

Compartir el maquillaje parece ser una práctica común que se puede dar usualmente. Sin embargo, aunque parece inofensivo, representa un riesgo para la salud.

Cuando las personas intercambian cosméticos se exponen a una contaminación cruzada entre los gérmenes, los cuales pueden provenir de las manos y cara de la otra persona.

Expertos del programa belleza y bienestar de la Cámara Nacional de Productos Cosméticos (CANIPEC) alertaron sobre los riegos de compartir el maquillaje y destacaron algunos puntos que se deben tomar en cuenta.

Los ingredientes

Los productos cosméticos generalmente contienen ingredientes conservadores que les permiten mantenerse sin microorganismos. Pero, compartir el maquillaje sin medios adecuados, como usar los utensilios propios como brochas o aplicadores desechables, puede detonar algún tipo de irritación por el intercambio de bacterias y suciedad.

Aplicadores

Las esponjas o aplicadores deben ser usados por una sola persona y es preciso que se laven cada semana o como mínimo dos veces al mes. Su uso diario y tenerlo en la cartera ayuda a la conservación y generación de muchas bacterias, por ello no se debe prestar.

Labiales

Evita compartir labiales ya que se corre un alto riesgo de contagiarse de un herpes; este virus provoca erupciones que permanecen con las personas toda la vida. Por lo tanto, el contagio puede ocurrir, aunque no existan lesiones visibles.

Para emergencias

Si por alguna emergencia llega a ser necesario que alguien preste su maquillaje, se debe utilizar algún otro aplicador o de ser posible las brochas propias.

Fecha de caducidad

Se debe revisar siempre que cualquier producto que se vaya a aplicar en la piel no esté caduco, pues puede no cumplir con los efectos deseados.