Foto Getty Images

El enjuague bucal puede afectar negativamente la presión arterial luego del ejercicio, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Plymouth  y el Centro de Regulación Genómica en España.

Para la investigación se analizaron 23 adultos, quienes corrieron durante 30 minutos y luego fueron monitoreados. Se les pidió a los participantes que se enjuagaran la boca después de terminar de ejercitarse. En unos casos se utilizó enjuague bucal y en otros un placebo de agua con sabor a menta.

El estudio mostró que cuando los participantes se enjuagaron con agua, la presión arterial se redujo significativamente después del ejercicio. Sin embargo, cuando los participantes se enjuagaron con enjuague bucal, la presión arterial bajó menos después de 1 hora.

“Estos hallazgos muestran que las bacterias orales son importantes para poner en marcha la forma en que nuestros cuerpos reaccionan al ejercicio durante el período de recuperación”, dijo Craig Cutler, coautor del estudio.

“Los estudios existentes muestran que, aparte del ejercicio, el enjuague bucal antibacteriano en realidad puede elevar la presión arterial en condiciones de reposo. Por lo que este estudio siguió y mostró el impacto del enjuague bucal sobre los efectos del ejercicio ”, continuó Cutler.

“El siguiente paso es investigar el efecto del ejercicio sobre la actividad de las bacterias orales y la composición de estas en individuos con alto riesgo cardiovascular. La investigación a largo plazo en el área puede mejorar el conocimiento para tratar la hipertensión de manera más eficiente”, concluyó Cutler.