Foto: GDA La Nación

El martes pasado el príncipe Harry cumplió 36 años de edad y varios miembros de la familia real decidieron dejarle cariñosos mensajes a través de las redes oficiales. Además, conforme trascendió, se organizó una videollamada grupal para festejar a la distancia, dado que Harry está instalado junto con su esposa Meghan Markle y el pequeño Archie en California. Sin embargo, un detalle no menor generó una gran cantidad de rumores: el príncipe William y Kate Middleton no participaron del encuentro virtual.

“William envió sus mejores deseos de cumpleaños. Buscó una excusa de por qué no estaba ahí”, informó una fuente anónima. Sin embargo, la videollamada, organizada por el príncipe Carlos y la reina Isabel II, transcurrió con total normalidad, informó The Mirror. “Fue muy agradable. Harry le dijo a la familia cuánto los extrañaba”, agregó la fuente.

Meghan horneó una torta y Harry sopló las velitas junto con su hijo Archie, explicó. A pesar de las risas, hubo momentos de tensión. “Fue un poco incómodo que William y Kate no estuvieran allí”, destacó la fuente. El episodio levantó sospechas sobre la pelea entre los dos hermanos.

Al parecer, los duques de Cambridge pasaron el día de cumpleaños de Harry en una fábrica cocinando bagels, según ellos mismos publicaron en su Instagram.

¿Mensajes ocultos?

El desplante de William y Kate se sumó a que en las fotos que eligieron los miembros de la realeza para dedicarle un mensaje de buenos augurios a Harry, se excluyó a Meghan y a Archie.

La familia real expresó sus deseos de felicidad en las redes sociales con saludos que abrieron paso a las especulaciones: tanto el príncipe William como su padre Carlos y su abuela, la reina Isabel, eligieron imágenes muy particulares para homenajearlo, que pueden tomarse como una declaración subliminal para insinuar “mira lo feliz que eras antes de conocer a Meghan”.

La foto más polémica y provocativa es la publicada por el palacio de Kensington, donde no solo aparecen los dos hermanos corriendo en un acto solidario, sino que también, un poco rezagada, se encuentra Kate Middleton. Se trata de una escena en la que se los ve a los tres muy unidos, cómplices y felices, como si su hermano y su cuñada quisieran recordarle los buenos tiempos que compartieron antes de la llegada Meghan, quien por supuesto no aparece en la imagen.

El príncipe Carlos tuvo la delicadeza de no elegir una imagen con Camilla, pero en lugar de dedicarle un retrato en solitario, Clarence House decidió publicar una foto de 2014 en la que Harry y su padre ríen juntos en una tribuna, mientras observan un encuentro deportivo de los Invictus Games. Buckingham, por su parte, repite la estrategia con una foto del duque de Sussex sonriendo mientras conversa con su abuela durante un evento en el palacio en 2017.

Los tres mensajes son tan idénticos y escuetos que hasta parecería ser un copiar y pegar, incluso en los dos emojis que acompañan los deseos de feliz cumpleaños: una torta rosa y un globo rojo.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo