Rutina cuarentena
Foto Archivo

Son muchos los que para prevenir posibles contagios de coronavirus están viviendo una rutina en la cuarentena preventiva. Algunos compatibilizando tiempos de trabajo con sus hijos, otros creando formas de poder compartir con cercanos a través de plataformas digitales. Y hay quienes intentan mantener una convivencia lo más sana posible con sus familiares.

Ante la cantidad de personas que pasan por esta situación, Evelyn Benavides, neuróloga de Clínica Universidad de los Andes, entregó recomendaciones para que se pueda llevar la cuarentena lo más saludable posible. Benavides enfatiza en la importancia de mantener una estructura de vida lo más similar a un día tranquilo de trabajo y de no perder la noción de los días.

 Adultos

Mantener horarios: “Despertarse entre las 8:00 o 9:00 de la mañana, salir del dormitorio, adecuar un lugar especial de trabajo y, cada 45 minutos, levantarse y caminar”.

Exponerse a la luz solar: “Mantener el lugar de trabajo iluminado. Puede ser cerca de una ventana con luz del sol, ya que eso mejora nuestro rendimiento y ánimo”.

Desayuno, almuerzo y comidas: “Lo ideal es tomar desayuno entre las 8:00 o 9:00 de la mañana y almorzar entre la 13:00 o las 14:00 horas. Ya que en esos horarios tenemos más insulina y eso hace que nuestro almacenamiento de la energía y el procesamiento del azúcar sea mejor. En la tarde, que sea una comida cada vez más liviana y en la noche comer, pero algo liviano”.

Cuidar subidas de peso: “El problema que nos puede pasar, y que no es menor, es que se dispare la obesidad. Por eso es importante tratar de no picotear entre comidas y hacer lo que se pueda de actividad física. Entre ellas caminar, saltar la cuerda, subir escaleras, clases de baile por Internet, etc.”.

Cuidar cambios de ánimo: “Estar mucho tiempo encerrados nos puede ocasionar problemas de ánimo. Es importante: aprovechar en algún momento del día hacer una pausa, tomarse un café y conversar con otra persona vía online”.

Evitar las siestas: “Ideal no dormir siestas. Si empezamos a dormir siestas vamos a cambiar nuestro ciclo del día y la noche. Eso, sumado con los problemas asociados al encierro, como estrés, angustia, soledad, menor productividad, dificultad de generar recursos y la incertidumbre hacia el futuro, se pueden producir problemas del sueño e insomnio”.

Precaución ante la automedicación: “Evitar la automedicación, ya que en la medida que aumentan los días de encierro empieza la tentación de tomar pastillas para dormir. Eso puede generar un círculo vicioso importante. También es primordial que la gente que ya toma medicamentos para dormir trate de no cortar su medicación ni de cambiar sus dosis.

 Mantener la ropa y no descuidar el aspecto: “Levantarse, vestirse y no estar en pijama todo el día. Además, arreglarse, ya que la gente como no tiene contacto social empieza descuidar su aspecto y lo ideal es mantenerse en como uno iría a trabajar. Esto ayudar a mantener el ánimo y las rutinas habituales en alto.

Respecto a los niños

Mantenerlos conectados, pero no juntarlos: “Los que son más grandes, contactarse con otros niños por las redes sociales, es el minuto en que pueden hacerlo. No juntarlos con otros niños por muy aburridos que estén, no hacer visitas sociales, ni seguir ideas de hacer homeschool, no llevarlos a las plazas. Si tiene un espacio en su casa, tratar de que jueguen a la pelota o saltar la cuerda”.

Cuidar los horarios: “Mantener la rutina de almuerzo, desayuno y horas de dormir durante la cuarentena. No porque estemos todos en la casa se van a acostar muy tarde, eso hace que se trastoquen los horarios de sueño”.

Despertadas más tarde: “Lo ideal es correrse una hora, porque nuestro horario fisiológico en verdad es un poco más tarde que el horario social que tienen los niños para entrar al colegio.

Televisión: “No restringirles tanto la televisión, pero sí las noticias a los niños menores de 10 años, ellos no son capaces de entender exactamente lo que está pasando. Es mejor que sus padres o su cuidador le explique. Sí pueden ver un par de horas de televisión, pero con contenidos que sean apropiados para su edad”.

Adultos mayores

Benavides recomienda que a pesar de que los niños no pueden visitar a sus abuelos mantengan el contacto por teléfono. Además, que sus familiares les puedan recordar qué días y hora es, y no agobiarlos con noticias. “Mandarles libros o revistas para que se puedan entretener en su rutina durante la cuarentena, y los hijos que se preocupen de que tengan todos sus medicamentos”, concluye.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo