bezos

Jeff Bezos, la persona más rica del mundo, se unirá al club de astronautas el martes en el primer lanzamiento con tripulación de la empresa Blue Origin, otro momento clave en un gran mes para la incipiente industria del turismo espacial, que vio volar sobre la frontera final del planeta al británico Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, el 11 de julio.

Sin embargo, en este duelo espacial las miras de Blue Origin apuntan más alto: literalmente en términos de la altitud a la que ascenderá su nave reutilizable New Shepard, en comparación con el avión espacial de Virgin, pero también en sus ambiciones futuras.

Bezos fundó Blue Origin en el 2000 con el objetivo de construir algún día colonias espaciales flotantes con gravedad artificial donde vivirán y trabajarán millones de personas. Su viaje a más de 100 km del suelo terrestre se hará apenas dos semanas después de dejar el cargo de director general de Amazon, grupo del cual mantiene cerca del 10% de las acciones.

New Shepard despegará a las 8:00 am de este martes 20 de julio desde una instalación remota en el desierto del oeste de Texas llamada Launch Site One, unos 40 kilómetros al norte de Van Horn, la ciudad más cercana. Después del despegue, la nave acelerará hacia el espacio a velocidades superiores a Mach 3, utilizando un motor de hidrógeno líquido/oxígeno líquido sin emisiones de carbono.

El evento se transmitirá en vivo en BlueOrigin.com a partir de las 6:30 am (hora colombiana), hora y media antes del despegue.

La tripulación

El primer vuelo tripulado de la empresa Blue Origin despegará con cuatro pasajeros, tres hombres y una mujer, que se instalarán detrás de grandes ventanales para no perderse nada del espectáculo. Esta será la tripulación del New Shepard:

Capitán Jeff Bezos: a los 57 años de edad, el hombre más rico de la Tierra viajará en su propio cohete. Seis años antes de fundar Blue Origin, había abierto en su garaje una pequeña librería en línea, Amazon.com, cotizada ahora en más de 1,8 billones de dólares. Tras haber vendido parte de sus acciones de Amazon a su exesposa, Bezos posee una fortuna calculada por la revista Forbes en 200.000 millones de dólares. El magnate acaba de dejar la dirección de Amazon para dedicarse a otras aventuras, como sus expediciones espaciales. También es dueño del Washington Post y ha dicho que quiere dedicar tiempo y dinero a la lucha contra el cambio climático.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jeff Bezos (@jeffbezos)

El hermano: Bezos invitó a la expedición a su hermano Mark Bezos, seis años menor que él, y a quien considera su «mejor amigo» y «el tipo más divertido» de su entorno. Mark fundó su empresa de marketing en 1999 y luego un fondo de inversión. También tiene acciones en Amazon. En 2005 se convirtió en bombero voluntario y desde 2006 colabora con una asociación de lucha contra la pobreza. «¡Qué oportunidad tan increíble, no solo de vivir esta aventura sino de hacerlo con mi mejor amigo!», dijo en un video.

La decana, Wally Funk: a los 82 años de edad, esta pionera y leyenda de la aviación está a punto de convertirse en la persona de mayor edad en viajar al espacio. Funk tomó sus primeras lecciones de vuelo a los 9 años. Ahora acumula 19.600 horas. En la década de 1960 participó en un programa privado diseñado para probar el desempeño de mujeres sometidas a las mismas pruebas que los hombres seleccionados por la Nasa. «Me dijeron que hice el trabajo mejor y más rápido que cualquiera de ellos», dijo, pero hubo que esperar a 1983 para que una primera estadounidense fuera enviada al espacio.

El más joven, Olivier Daemen: a los 18 años de edad, este holandés, que en breve comenzará estudios de física, se prepara para convertirse en el cosmonauta más joven de la historia. Su padre participó en la subasta del cuarto lugar en New Shepard, pero fue un magnate anónimo quien lo ganó. Finalmente este hombre no pudo viajar y será Olivier Daemen, fascinado por la Luna y los cohetes desde los 4 años, quien lo sustituirá. «Estoy superemocionado de ver el mundo desde arriba», comentó en un video.

Notablemente ausente está el misterioso ganador de una subasta de 28 millones de dólares por un asiento, que tuvo «conflictos de programación» y participará en un vuelo futuro. Este ha pedido permanecer en el anonimato, indicó la compañía.

La nave

Nombrado en honor del astronauta de la misión Mercury Alan Shepard, el primer estadounidense en ir al espacio, New Shepard es el sistema de cohetes suborbitales reutilizables de Blue Origin, diseñado para llevar a astronautas y las cargas útiles de investigación más allá de la línea Kármán, el límite del espacio reconocido internacionalmente.

De acuerdo con la compañía, tiene espacio para seis astronautas en la cápsula de la tripulación. Espaciosa y presurizada, está controlada ambientalmente para mayor comodidad y cada pasajero tiene su propio asiento junto a la ventana, las cuales afirman que son las más grandes que han viajado al espacio. El vehículo es completamente autónomo, por lo que cada persona a bordo es un pasajero y no hay pilotos.

bezos

Por otra parte, Blue Origin también afirma que su cohete es más ecológico que el de su rival de Virgin Galactic. Hoy, la compañía desarrolla un cohete orbital de carga pesada llamado New Glenn y también un módulo de aterrizaje lunar que espera poder negociar con la Nasa como parte del programa Artemis.

«Han tenido 15 vuelos exitosos sin tripulación en New Shepherd y hemos estado esperando años para ver cuándo van a comenzar a llevar gente», declaró a la AFP Laura Forczyk, fundadora de la consultora espacial Astralytical, quien calificó el viaje como «un momento emocionante» para los entusiastas del espacio.

Las ambiciones de la moderna compañía de Bezos no se detienen en el turismo espacial, pues ahora espera convertirse en un importante subcontratista de las misiones de la Nasa.

Actualmente, la firma SpaceX, del multimillonario Elon Musk, es la principal socia del sector privado para la agencia espacial estadounidense, lo cual incluye transportar a varios astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde 2020.

La competencia del turismo espacial

Estos son los servicios a los que podrán acceder quienes quieran convertirse en turistas espaciales por cuenta de la oferta de Blue Origin o Virgin Galactic:

-En Blue Origin, un cohete es lanzado verticalmente, y la cápsula en la que se encuentran los pasajeros se desprende en vuelo hasta alcanzar los 100 km de altura, antes de volver a caer a la Tierra colgada de tres paracaídas.

-Virgin Galactic, por su parte, utiliza un enorme avión de transporte que despega de una pista clásica llevando a otro similar a un gran jet privado, que en determinado punto se suelta y vuela de manera autónoma a velocidad supersónica hasta alcanzar los 80 km de altitud. Luego desciende planeando.

En ambos casos, hasta seis pasajeros pueden desprenderse de sus asientos para flotar en ingravidez y admirar la curvatura de la Tierra, pero el precio para hacerlo no será poco. Los primeros billetes vendidos por Virgin Galactic costaron entre 200.000 y 250.000 dólares cada uno, y los siguientes serán aún más costosos, mientras que Blue Origin no anuncia todavía un precio, pero subastó un asiento en el primer vuelo tripulado por 28 millones de dólares.

Pero el inicio de las operaciones comerciales regulares de ambas empresas aún tardará, la empresa de Branson las anunció para principios de 2022, después de dos vuelos de prueba finales, y la compañía de Bezos aún no comparte un calendario preciso pero aseguró tener otros dos vuelos planeados para este año.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo