Foto Cortesía

Cervecería Polar aprovechó la celebración mundial del Oktoberfest para presentar tres cervezas de edición especial –Porter, Citrus/Toronja y Weißbier– que acompañaron los platos alemanes con los que se celebró la tercera edición del Polarfest.

La primera debe su nombre a los porteadores que trabajaban en los mercados de abastecimiento de Londres en el siglo XVIII. Es una Ale de sabor fuerte, con aroma del tostado de la cebada malteada, de color marrón más bien oscuro, espuma plena y sabor a malta moderadamente fuerte. La Citrus, de color rojizo, combina cebada malteada y toronja. De ella gustaron sus notas frutales ácidas, cuerpo y amargor medio. Y la Weißbier o “cerveza blanca”, como también se le conoce, es típica de la región de Baviera, al sur de Alemania. Es de alta fermentación, pálida, con tonalidad blanquecina y turbia, como consecuencia de la presencia de levadura en suspensión. Despertó interés por su cremosidad, su espuma abundante y sus sabores a plátano y clavo de especies.

El trío de cervezas se ofreció con platos de la Colonia Tovar, propuestos tradicionalmente por Moritz Bistró y Hotel Selva Negra –rodilla de cerdo, salchichas Bratwurst y Wiebwurt con ensalada de papas y strudel de manzana, entre otros–, productos de Especialidades Alemanas Meister y postres típicos de la localidad aragüeña.