Foto: Small JOYS

Su imagen le dio la vuelta al mundo en 2007, cuando fue bautizada como “la niña más guapa del mundo” a los 6 años de edad.

Estaba claro que Thylane Blondeau se dedicaría a la carrera de modelo. A los 4 años desfiló por primera vez para el diseñador Jean Paul Gaultier.

Blondeau cumplió 18 años y su reaparición causó revuelo en medios de comunicación del mundo.

Muchos se preguntaban cómo luciría en pleno 2019 y si seguiría presumiendo de esa belleza que le dio fama mundial.

Su regreso sorprendió en España de la mano del actor Óscar Casas, hermano de Mario Casas.

Y es que es la protagonista de la nueva campaña de la conocida fragancia Amor Amor, de Cacharel.

Tras la reaparición en medios, se puede saber que Blondeau nunca dejó de lado el mundo de la moda.

Además, la joven se gana la vida como influencer en Instagram y ya acumula más de 3 millones de seguidores, cifra que la posiciona muy bien.