Ana Iglesias
Foto Archivo

Ana Iglesias, de 24 años, es la ganadora de la octava edición de MasterChef, una de las más polémicas. La joven madrileña conquistó a los jueces y al chef invitado, Joan Roca, con un menú que vinculaba la gastronomía y la joyería, su oficio hasta ahora.

“Me quedo con la valoración personal que hicieron sobre la generosidad, el esfuerzo, el saber estar, no entrar en polémica e ir poco a poco intentando conseguir tus sueños”, dijo Iglesias al diario ABC. “Nunca me había parado a pensar en la repercusión que tiene ser de una manera determinada, pero ellos lo han visto muy claro y estoy muy agradecida con que se valore eso”, agrega.

Sobre su experiencia en el concurso y sus compañeros, la ganadora dice: “Todos éramos super distintos, personajes muy diferentes, y lo mejor es que todos pensábamos que éramos el normal. Ahora agradezco haber convivido con gente tan distinta, porque también he aprendido mucho de eso”.

Ana Iglesias también habló de sus oponentes en el duelo final, Andy (segundo clasificado) e Iván (tercero). “Iván es un referente total, un amigo. Fueron dos rivales muy fuertes”, dice. Sobre Andy, con quien tenía menos afinidad, lo recuerda como una persona muy educada y que siempre tuvo su propósito claro.

Con 100.000 euros y un curso pendiente en el Basque Culinary Center, el objetivo de Ana, por ahora, es pasar el tiempo que le robó el confinamiento con su familia y amigos. “Pasamos el encierro en la casa del programa, alejados de nuestras familias, y fue un buen momento para aprender y para pensar un poco en uno mismo. A mí me sirvió para agarrar muchas fuerzas”, recuerda.

También quiere continuar formándose y aprendiendo. “Cuando tenga unos cimientos más sólidos, montaré algo, un proyecto culinario con fuerza”, dice Ana Iglesias.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo