El obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Monseñor Mario Moronta, exigió el restablecimiento del paso por los puentes internacionales que comunican a Venezuela y Colombia, bloqueados desde hace dos semanas.

«En nombre de los pueblos de San Antonio, Ureña y todos estos municipios de la frontera pido a las autoridades venezolana respetar la dignidad de los que aquí vivimos y de una vez por todas, abran la frontera», dijo Moronta.

El representante de la iglesia católica en Táchira se dirigió al designado por Nicolás Maduro protector del Táchira, Freddy Bernal sobre la condición de salud de personas que requieren pasar desde Venezuela a Colombia para recibir tratamiento y que no lo pueden hacer por el bloqueo de los puentes.

«Aquellos que dicen que son los protectores del Táchira que si son protectores de verdad se fijen en la cantidad de enfermos, niños con enfermedades que tienen que pasar a Cúcuta para su tratamiento y que por una decisión prepotente les impiden pasar a tener salud», agregó el obispo.

Cuestionó que la Guardia Nacional y el Ejército impidieran el paso por las estructuras internacionales y no pusieran atención en los pasos usados para la trata de blancas, el narcotráfico y el contrabando de gasolina.