Predicciones en tiempos de coronavirus. Del 18 de marzo al 15 de abril

Los elementos que hablan son el fuego y la tierra, elementos femeninos que a través de su energía primigenia se manifiestan con poderío. Anuncian tiempos de desequilibrio, en los que se debe mantener la claridad mental en todo momento y confiar en tu instinto.

“Elimina de tu sistema todo sentimiento de derrota”.

Durante este mes se muestran grandes influencias astrológicas que indican cambios fuertes y radicales, haciendo sentir los fuertes efectos de la conjunción Saturno-Plutón que se dio el pasado 12 de enero, sus efectos marcarán a la humanidad, cambiando a la sociedad y dejando su marca en la historia, la sociedad y el ser humano.

“No se le debe dar cabida a la manipulación”.

Cada ciclo trae sus heridas y sus consecuencias, y esta que estamos viviendo no se queda atrás; la historia es algo vivo y los astros en los cielos la cuentan para nosotros. Cómo tomemos esa enseñanza y esos cambios depende de cada uno de forma personal, social y como humanidad. Estamos en el ojo del huracán en plenos cambios y cierres de ciclo, y por algo nos tocó vivir esto, así que a elevar energías y activarnos en positivo.

“Este coronavirus no va a derrotar al mundo”.

Este nuevo contagio se escapó y no por casualidad, y le enseñó a la humanidad lo frágil que es y lo delicado que es manipular el ADN de los virus y modificarlos. Hay que tener cuidado, pues otros virus van a aparecer y los países no tendrán descanso en cuanto a las exigencias de los cuidados en este tiempo, sobre todo cuando Marte entre en Capricornio y se una a Plutón y Saturno a finales de marzo.

“Intereses oscuros cubren al mundo entero”.

Estos cambios no solo serán sociales y económicos, sino que moverán las bases de la estructura política de muchas naciones, no solo para Venezuela sino a escala mundial tocando principalmente países como España, Italia, Rusia, China, Estados Unidos, Alemania, Francia, países del golfo pérsico y Asia, así como Latinoamérica, en especial México, Chile, Nicaragua, Panamá y Argentina.

“Se generan movimientos sociales, por la crisis y luchas religiosas”. 

La guerra del petróleo se acrecienta en el Medio Oriente y se oyen tambores resonar, Rusia busca salidas en tierras americanas y el águila le corta el paso, tensando el hilo.

Este mes es el comienzo de cambios que serán radicales en pensamientos, creencias, ciencias y secretos ancestrales que salen a la luz, con contactos inesperados que nos indicarán que no estamos solos.

“Esta situación no fue casualidad”..

En cuestión de salud pública habrá gran tensión; se reclamará a los dirigentes el mal manejo de la crisis de salud y esto les costará caro a algunos gobiernos. Esta crisis servirá para que los países y sus gobiernos pongan un poco de lado el asunto de la globalización y se concentren en sus territorios, y en cómo salir adelante con la economía, salud y política. Se dará prioridad a lo interno y buscarán soluciones a los problemas inminentes.

Ni virus, ni miedo, ni arma, ni poder detendrá el cambio que marcan los astros, las cartas, runas y el mensaje de las estrellas.

“Cambios de ideas desde las bases se alzan con rebeldía”.

En este juego de poder las riquezas de Venezuela se verán en el ojo del conflicto y sucederán cosas sorpresivas, ya que los movimientos energéticos son fuertes y las piezas en el tablero están puestas y la jugada es inminente.

“Varios ciclos se han cerrado y hay que entenderlo”.

En América la situación no es muy diferente, las poblaciones no se quedarán sentadas sin levantar la voz; en Chile la locura desatada tendrá respuesta en la misma gente de a pie y sucederá algo que sorprenderá.

Argentina se mueve en un mar de desaciertos y tensiones internas que buscan salida donde no la hay. Se avecina una crisis.

México se verá partido en dos guerras internas por poder no solo político sino entre los narcos y la seguridad, la economía y la salud se verán seriamente comprometidas causando que se sienta en sus fronteras el impacto; aparte de eso, accidentes aéreos, temblores y volcanes se harán sentir.

“El país se encuentra hospitalizado y pronto saldrá de alta por recuperación total”.

Venezuela se verá presa de sí misma y con levantamientos, a pesar del cerco autoimpuesto; la crisis rompe el celofán de los barrios y se pierde el control que se cree tener. La salud está en el último lugar y no hay cómo combatir la crisis si no se acepta la ayuda humanitaria. Esto costará caro, el pueblo ya no tiene nada que perder. Los servicios básicos, agua, comida, salud, comunicación y libertad de movimiento quiebran el grito y se oye donde antes reinaba el silencio. El poder se tambalea y suceden cosas repentinas y espontáneas que moverán el piso.

En Asia la situación estará difícil y en Italia los tiempos complicados continúan, tiembla el Vaticano no solo por el coronavirus sino por revelaciones y movimientos internos del poder El Papa hace estremecer la Iglesia y se abre a cambios revelando documentos antes prohibidos. El mundo está a las puertas de un cierre de ciclo que genera un cambio radical a la humanidad y marzo es el epicentro del inicio de los efectos de la gran conjunción y Marte pone su toque.

Se sentirán movimientos de tierra en Asia especialmente, también en América e India; estos temblores alterarán las aguas y saldrán a flote cosas inesperadas, el poder del fuego y erupciones de volcanes se empezarán a registrar hay que estar atentos.

El mundo se verá inmerso en los efectos de fuertes y trascendentales cambios que marcarán este mes de marzo y el principio de abril. El virus chino se controlará y la cura del coronavirus se encontrará y será administrada muy pronto, pero la humanidad debe estar pendiente y activa con nuevos virus que salen de Asia; estos darán a la humanidad el derecho de cuestionar a sus creadores y de lo peligroso de jugar con la realidad de una guerra bacteriológica y sus consecuencias.

La tensión política se hará sentir a escala mundial, y actos terroristas sucederán hechos dentro de los países que les han dado acogida y esto hará que se levanten voces de nacionalismo y rechazo ocasionando tensión y problemas especialmente en Francia, Alemania, España y Dinamarca.

La tierra se estira y se prepara para el cambio de energía y su epicentro de cambio es este mes de marzo.

La Ciencia debe estar muy pendiente y lista para trabajar por la salud y bienestar de la humanidad y detener los virus que están en tubos de ensayos y pueden escaparse por mal manejo o por intenciones oscuras.

El cambio es global y es en todos los planos; cambios de conciencia, de pensamiento, de creencia y forma de actuar. Mantener las energías es importante y aunque no se vea, no estamos solos, en los cielos estarán las señales.

“Tendremos un mes de fuerte movimientos energéticos y cambios trascendentales”.

Para Venezuela, este mal no durará, el cambio está marcado. Los políticos que manipulan quedarán al desnudo. El socialismo se derrumba en el mundo, la corrupción se verá expuesta y tendrá que rendir cuentas ante el gran juez.

Sucesos con incendios que quemarán pruebas comprometedoras. Saldrán nuevas declaraciones de ex aliados que buscan salvar su pellejo. Guerra dentro del país por control de cuotas de poder. Las hienas se atacan entre ellas.

En las fronteras suceden fuertes acontecimientos que será un inicio del cambio, en las cárceles se dan fuertes sucesos. El camino de las elecciones no estará bendecido. Ataques a figuras públicas se verán, así como noticia de fallecimiento de figura pública importante para el país. Movimientos en las calles no podrán ser detenidos al terminar la cuarentena impuesta al pueblo o antes de que finalice.

El águila observa, vigila y no cede terreno, y aunque no se ve está ahí en lo más alto del risco observando y esperando su momento de actuar. Esta águila no tiene ninguna intención de ceder su territorio a ningún oso, ni camello. El águila no dará tregua en su tierra tampoco y no permitirá que el socialismo quiebre las bases de su nación y está dando la guerra con inteligencia.

La batalla que se libra en las bolsas del mundo será dura y se mantendrán los países estrategas que se sepan mover en aguas turbulentas y resistan esta guerra que trata de imponer un nuevo orden mundial que trata de destruir para construir de las cenizas y tomar lo que quede.

Este mes y la primera semana de abril se harán sentir estos cambios energéticos y nos debemos preparar, meditar, confiar en nuestra fuerza interior, mentalizar en positivo y alejar toda energía negativa; prepararnos para los cambios energéticos que se avecinan, no se debe tener miedo, estamos protegidos y debemos estar seguros que la Luz llenará cada rincón del país y del planeta, cada uno evoluciona a su frecuencia y en armonía.

“Venezuela será libre y en este mes comienza el camino energético de ese cambio”.

Aunque no lo crean este virus va a contribuir a sacar más rápido de lo que se cree la situación del país; el poder no recibirá la ayuda que necesita. Los infectados entre ellos son varios y aunque lo nieguen les afecta sobremanera. Pronto se verá hasta dónde tienen el agua al cuello.

Se buscarán caminos de diálogos que no se darán y dentro de la oposición se presentan rupturas y fuertes movimientos en los que nuevas caras saldrán a la palestra política que darán impulso con sus acciones y palabras.

La guerrera de azul se enfrenta a una confrontación difícil, pero saldrá victoriosa. Querrán frenar las comunicaciones y publicaciones, pero estas saldrán a la Luz.

En Táchira, Zulia y oriente se generan cambios importantes y las fronteras darán de qué hablar.

Es importante mantener la vibración en alto, también la mente y la conciencia en positivo. Debemos ser canales de Luz para eliminar el miedo y destruir con ese brillo el verdadero virus que quieren implantar a toda la humanidad, para poder controlarla desde la desesperanza, miedo y tristeza, generando sumisión en las mentes, alterando el ADN de nuestras conciencias. Así que el único camino para salir de esto es el amor y su gran fuerza sanadora.

Elevemos nuestra conciencia evitando cualquier alteración. Deja que esa Luz se expanda, iluminando el camino a seguir para prepararnos para este nuevo ciclo. Deja atrás el miedo y ármate de valor y confianza, que de esto y mucho más salimos.

Estamos en medio del ojo de la tormenta, no es fácil lo que nos ha tocado vivir, pero si de algo se puede estar seguro es de que esta guerra está sucediendo en diferentes planos, astrales, mentales, emocionales, espirituales y físicos; así que debemos trabajar nuestra energía para mantenernos y ayudar a quien lo necesite.

Muchas fuerzas poderosas mueven hilos que desatan histerias y miedos colectivos, que son usados por intereses ocultos para conseguir poder, así que solo con el trabajo que hagamos para lograr el cambio podremos evitar que esa oscuridad avance. Si alguien decae, que esté una mano para levantarlo y formar un escudo de alta luz y vibración que no permita que el mal continúe.

Mensaje de las Runas: la transformación y cambio de ciclo nos muestra el camino a seguir. Las circunstancias obligan a llevar un nuevo ritmo de vida.  El éxito que sueñas es posible, pero solo puede ser alcanzado impulsándote con la fuerza interior. Muchos retrasos dependen de cada uno, así que debes valerte de tu voluntad para avanzar.

La ayuda que necesitamos se pondrá al alcance de la mano. En los momentos de dificultad no se debe perder la calma; hay que estar atento. La protección está con cada uno. Todos deben unirse desde cada fe para volcar pensamientos positivos y virar en la armonía correcta. Debes levantar un escudo de protección y alejar toda vulnerabilidad mental y de consciencia.

El poder de transformación está en ti. Ábrete, disponte a atraer lo positivo y alejar toda negatividad. El éxito está marcado, pero hay que trabajarlo con esfuerzo. De la dificultad sales con valor y resistencia. Trabaja tu fuerza de voluntad y genera una sanación desde tu interior. Hay que tener paciencia y esperar a que se cumpla cada ciclo.

Oración: Una vez al día repite esta oración durante la cuarentena y si tienes la posibilidad enciende una vela blanca en tu altar para que esa Luz se expanda cada día, sanando y destruyendo todo mal.

 

Mi amado planeta
y mi amada Venezuela,
este virus pasará
y la cura antes de 30 días se dará.
No te aflijas.
Que la Luz a cada rincón llegará
y solo mantener tu voluntad y fe necesitarás
para ver que todo caos acabará.
Los culpables del daño pagarán.
La Justicia Divina y del hombre
los alcanzará.
La luz de la conciencia
en la tierra se expandirá.
¡Que así sea!