El 31 de octubre entró Mercurio en retrogradación en el signo de Escorpio y nos acompañará hasta el 20 de noviembre. Este planeta está ligado directamente a la comunicación, el lenguaje, el intelecto, el movimiento, las redes de telecomunicación, entre muchas otras cosas. Estos aspectos se verán afectados de manera directa. Ningún signo se salva de su influencia, así que es mejor tomar en cuenta algunas recomendaciones para salir ilesos y con los menos contratiempos posibles.

Se debe tener cuidado con situaciones tensas, que rompan con leyes de equilibrio y desencadenen confrontaciones. No dejes salir tus demonios y calma los impulsos. Revisa todo más de una vez y siempre ten en cuenta que algo puede pasar, así que no te confíes y resguarda copia de lo que haces. No discutas ni te dejes llevar por manipulaciones energéticas. Medita, hidrátate constantemente, no firmes documentos importantes y piensa antes de actuar.

Recuerda que debes reconciliarte con tu ser interior y aprovechar este período para la introspección. Rompe con ataduras y situaciones del pasado. Realiza un viaje interno para alinearte con lo positivo, descubriendo el brillo que está latente en tu ser. No caigas en bajones emocionales que te conecten con vibraciones oscuras.