Jorge Arreza, canciller de Nicolás Maduro, publicó un comunicado en el que se catalogan de «cínicas» las sanciones impuestas por Estados Unidos a dos ex ministros de Energía.

En el comunicado se advierte sobre medidas para que Donald Trump rinda cuentas por lo que califican de »crímenes» contra la población venezolana.

Responsabilizan a Estados Unidos de las fallas eléctricas a escala nacional, ocurridas en marzo pasado. Aseguran que la finalidad del corte eléctrico era realizar un golpe de Estado contra Maduro. 

Por su parte, Estados Unidos sancionó a Luis Alfredo Motta Domínguez y a Eustoquio José Lugo Gómez por su presunta vinculación con los apagones y por lavado de dinero.