Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista español Podemos, se retractó sobre sus opiniones en las que se declaraba simpatizante del chavismo. El dirigente español calificó de “nefasta” la situación política y económica del país.

“No comparto alguna de las cosas que dije en el pasado”, dijo en una sesión de la Comisión del Senado español.

Iglesias indicó que rectificar en la política no es algo malo. Señaló que está dispuesto a abrir debates sobre lo que alguna vez dijo en el pasado sobre el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo