El presidente Nicolás Maduro calificó de “extraordinario” el recibimiento que le dieron los habitantes de San Félix, estado Bolívar, durante la tarde del martes en la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de San Félix.

Pese a las declaraciones del presidente, hay videos que muestran el momento en que los ciudadanos manifestaron su rechazo y le arrojaron huevos, tomates y objetos contundentes.
El jefe de Estado aseguró, desde el Salón Sol del Perú, que algunas personas “se volvieron locas diciendo locuras”. El mandatario Nacional aseguró que “habían preparado una emboscada y el pueblo se encargó de deshacerla».

Maduro agradeció al pueblo de Bolívar por la “prueba de amor y apoyo”.