Vecinos de la residencia San José del Ávila, ubicada en la avenida Baralt, denunciaron este lunes que varios colectivos lanzaron cohetones hacia  las inmediaciones de la residencia.

Los hechos se generaron luego de que los habitantes tocaran cacerolas y gritaran en contra de los colectivos que atacaron a manifestentes opositores. 

En la situación se registró una persona herida y daños de infraestructura a causa del impacto del fuego artificial.

Ante la convocatoria de la dirigencia opositora para llegar al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), los ciudadanos solo pudieron llegar hasta el Guanábano, en la avenida Baralt, pues fueron agredidos por colectivos y ciudadanos oficialistas.

Los trabajadores de la prensa también fueron golpeados, amenazados y obligados a eliminar el material periodístico que habían registrado.