Una mujer se presentaba como oficial de la Policía Nacional de Colombia, con insignias de teniente e identificación oficial para acercarse a otros funcionarios y establecer relaciones que le permitían quedarse con préstamos en entidades financieras.

Luego de cometer el hecho no podía ser localizada y seguía presentándose en otros sitios como integrante de la policía o como trabajadora social.

La mujer de 29 años de edad, oriunda de Medellín, fue detenida en un procedimiento de control rutinario en el que se confirmó que tenía una orden de captura vigente. Le imputaron falsedad personal.

Ese delito es definido como «el que con el fin de obtener un provecho para sí o para otro, o causar daño, sustituya o suplante a una persona o se atribuya nombre, edad, estado civil, o calidad que pueda tener efectos jurídicos».

“Ella generaba relaciones de carácter personal con algunos miembros de instituciones oficiales y posteriormente mediante engaños pedían préstamos en entidades financieras y se quedaba con estos recursos”, indicó el coronel Javier Navarro, comandante de la Policía del Valle del Cauca. La mujer seducía a los funcionarios y al establecer una relación sentimental, les pedía que la apoyaran con créditos bancarios.

La detenida, que también se presentaba como trabajadora social, acudía a colegios para dictar conferencias sobre prevención de uso de drogas y manejo de redes sociales.